upc4

Cristina Alvizo Carranza

La Unión de Damas Católicas y su apoyo a la mujer trabajadora.

La Unión de Damas Católicas de Guadalajara se fundó en 1913, estuvieron encabezadas por Catalina Palomar Corcuera, viuda de Verea (1872-1954), una mujer acaudalada que heredó importantes propiedades tanto de sus padres, Agustín Palomar y Concepción Corcuera, destacados hacendados y empresarios de la élite tapatía, como de su esposo Manuel M. Verea, también miembro de la élite empresarial y quien falleció a pocos años de contraer nupcias con Catalina.
Aunque muchos de los estudios sobre esta organización se han centrado en su labor política, en especial en su postura en contra de la legislación en materia de culto y educación, así como en su trabajo de caridad en favor de los pobres, poco se ha estudiado sobre los proyectos que llevaron a cabo con el fin de preparar a las mujeres para que se incorporaran a la vida laboral.

EN APOYO AL TRABAJO FEMENINO
De acuerdo con el informe que Catalina Palomar presentó al Arzobispo Francisco Orozco y Jiménez sobre los diez años que fungió como presidenta de la UDCG, sus acciones en favor de la mujer trabajadora fueron en cuatro sectores: maestras, domésticas o sirvientas, empleadas u oficinistas y obreras. En este sentido, de 1917 a 1919, fundaron cuatro organizaciones concretas para las mujeres trabajadoras.
La primera de ellas fue la Liga Protectora de María Inmaculada, conocida también como Asociación de la Santa Zita, fundada en 1915 y reimpulsada en 1917, dedicada a las trabajadoras domésticas, y quedó a cargo de la señora Elena Camarena de De la Mora.
El director eclesiástico de la asociación fue el Pbro. Gabino de Alba.
La finalidad de esta Liga fue educar y moralizar a las trabajadoras domésticas, enseñarles todo lo que necesitaban para trabajar en ese ramo, además de apoyarlas a encontrar trabajo, les daban premios, ropa y les enseñaban a leer y escribir.

EN PRO DE LA IDENTIDAD CRISTIANA
La segunda organización que establecieron fue la Unión Profesional de Maestras, su fundación respondió a la necesidad de apoyar a las profesoras católicas que fueron destituidas de las escuelas oficiales por negarse a jurar la Constitución de 1917. Su finalidad era apoyarlas y protegerlas, moral y económicamente, además les proveyó de trabajo en las escuelas católicas.

FOMENTANDO LA SOLIDARIDAD
La tercera fue la Unión Profesional de Empleadas, cuyo fin era el mejoramiento económico de las jóvenes oficinistas por medio de la fraternidad y solidaridad entre sus socias, la creación de mutualistas para casos de enfermedad o defunción, cajas de ahorros para casos de invalidez o ancianidad, y cooperativas de consumo y auxilio en caso de cese forzoso. También les daban charlas sobre moral, pues se desempeñaban en el espacio público al que veían como un peligro para la decencia de las mujeres.
Por último, las Damas católicas auspiciaron la fundación de la Liga Protectora de la Obrera, que tenía los mismos fines, apoyar a las trabajadoras moral y económicamente, en especial a las que eran atacadas por su filiación católica o por negarse a formar parte del sindicalismo “rojo” o revolucionario.

IMPULSANDO A LA MUJER JALISCIENSE
Las Damas Católicas fortalecieron estas organizaciones por medio de un proyecto educativo más integral y exclusivo para mujeres, como fueron primarias, normales, escuelas comerciales y dominicales, que tenían como objetivo preparar a las jóvenes, pues era un hecho que la mujer del siglo XX transitaba a lo moderno, y las católicas no podían ser la excepción, ante lo cual las Damas Católicas tuvieron la visión de apoyarlas en su inserción al mundo laboral e informarlas sobre sus derechos, al tiempo que fomentaron una conciencia de clase, pero desde el catolicismo, con miras a que las mujeres que ingresaban a estos espacios públicos mostraran su voz a favor de un orden social católico, pero conocedoras de sus deberes y derechos; en otras palabras, las Damas Católicas contribuyeron enormemente a la preparación y superación de las mujeres en Jalisco.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.