upc4

José de Jesús Parada Tovar

No cabe duda: muchas de las coincidencias son impensadas y, otras tantas, sorpresivas y hasta sorprendentes. Así ocurrió el pasado viernes 1 de abril, cuando se cumplieron 95 años del fusilamiento del licenciado Anacleto González Flores, y en esta misma reciente fecha fue reabierto y reinaugurado el Museo del Periodismo y las Artes Gráficas, cerrado al público durante poco más de seis años, a raíz de las obras subterráneas del túnel para la Línea 3 del Tren Ligero, y cuyos efectos, por cierto, dañaron ostensiblemente la estructura de varios edificios aledaños, incluyendo la legendaria finca popularmente conocida como “La casa de los perros”, en el número 225 de la Avenida Fray Antonio Alcalde, del Sector Hidalgo tapatío.

Antecedentes remotos

La importancia del contexto histórico estriba en que a principios del Siglo XIX en ese domicilio operaba la entonces única imprenta de la Nueva Galicia; situación que aprovechó el Cura Miguel Hidalgo y Costilla, quien con sus huestes independistas había tomado la Ciudad en noviembre de 1810, para editar y difundir, a partir de finales de diciembre, un periódico de corte libertario que denominó “El Despertador Americano”, bajo el cuidado del Cura Francisco Severo Maldonado como editor.

 No hay que olvidar que unos días antes, el 6 de diciembre, el Padre de la Patria había proclamado aquí mismo la Abolición de la Esclavitud, con la pretendida resonancia de abarcar ese propósito prácticamente a todo el Continente, colonizado por los europeos. Cabe advertir que dicha publicación, que alcanzó tirajes de decenas de miles de ejemplares, solamente logró la impresión de siete números, hasta finales de enero de 1811, previamente a la estrepitosa derrota de los insurgentes en la Batalla de Puente de Calderón y a su desbandada hacia el norte.

De todos modos, “El Despertador Americano” sentó un precedente mundial desde estas tierras por sus afanes y línea independistas, y por su sello periodístico valiente e idealista. Quién sabe por qué artes y oficios, el hecho lamentable es que únicamente la Biblioteca Nacional de Santiago de Chile posee y exhibe los siete ejemplares originales de ese periódico. En el Museo local del Periodismo hay algunos números impresos para exposición pública, y el resto corresponde a copias facsimilares.

De tiempos más próximos

Luego del dramático suceso de las explosiones del 22 de abril de 1992 en una parte del Sector Reforma, fue defenestrado el Gobierno de la Ciudad, que recién había asumido el Ing. Enrique Dau Flores como Alcalde, con todo y su Cabildo, por lo que el Congreso del Estado determinó crear un Concejo Municipal, a cuya cabeza quedó el Ing. Alberto Mora López.

A iniciativa del Jefe de Prensa y Difusión del Ayuntamiento, el Periodista Fernando Arias Pérez, el Presidente Concejal habilitó la céntrica “Casa de los perros” como un Museo destinado a mostrar la antigua tecnología, maquinaria y equipo con que se venía haciendo el diarismo impreso, radiofónico y televisivo, e incluso ejemplares de décadas anteriores. Hasta una sala especial para conferencias ostenta en sus muros los nombres de históricas publicaciones jaliscienses diarias, semanarias, quincenales o mensuales, la inmensa mayoría efímeras o de corta circulación. Y, habida cuenta de que figuran ahí rotativos de todo género de tendencias e ideologías, llama la atención, por cierto, que no aparezca el título de este Semanario Arquidiocesano, con más de 25 años de ininterrumpida publicación y amplio desplazamiento.

La Periodista Yolanda Carvajal Enríquez, por un tiempo Directora del Museo, organizó, abiertos al público en general, dos Cursos-Talleres de Periodismo sabatinos, de un año de duración, entre 1996 y 1998, que obtuvieron copiosa respuesta y que abarcaron diversas materias, como Redacción y Estilo, Géneros Periodísticos, Opinión Pública, etcétera, e invitó como profesores a Comunicadores en ejercicio: Jaime García Elías, Mario Hernández Márquez, Víctor Eugenio Wario Romo, Sergio Ignacio Martínez Velázquez y el que esto escribe, entre otros.

Gracias a la pretendida reanimación del “Paseo Fray Antonio Alcalde” mediante una mayor propuesta cultural, se sabe que la actual Administración Municipal y la Comisión promotora de ese Corredor desarrollarán planes y proyectos de actualización museística del lugar, añadidos a una oferta académica y tallerística para la enseñanza y práctica del Periodismo y la Literatura en la modalidad de Diplomados.

González Flores, figura luminosa

Seguramente uno de los Comunicadores mexicanos más completos del Siglo XX, por su extenso, profundo y exquisito dominio del lenguaje, fue el alteño tepatitlense Anacleto González Flores, católico convencido y ferviente, perito abogado, notable maestro, líder de las juventudes, intrépido periodista, elocuente orador y conferencista, ávido e ilustrado lector, fecundo escritor.

A partir de la aplicación de la Carta Magna de 1917, Anacleto fue un contumaz y sagaz opositor a los Artículos de la Constitución abiertamente antirreligiosos, por contravenir elementales Derechos Humanos y coartar la libertad de conciencia y de credos e ideologías; situación que se agravó aún más al asumir la Presidencia de la República el General Plutarco Elías Calles, totalmente contrario a la libre expresión de creencias mediante el Culto. Ello originó, como es sabido, el cierre de templos y la persecución religiosa entre 1926 y 1929.

Muy lejos de arredrarse, miles de bizarros católicos se levantaron en armas y generaron la Guerra Cristera, en tanto que otros muchos abanderaron la causa defensora pugnando por la pacífica reivindicación de los derechos conculcados, y el brillante abogado se consagró como adalid de este movimiento incrementando la catequesis de los adultos y la ilustración jurídica a través de conferencias, círculos de estudios y la publicación de eruditos ensayos y vehementes Artículos.

De ello dieron cuenta periódicos como “La palabra” (semanario que editó y escribió a lo largo de 92 números), “Restauración”, “El País” (de la Ciudad de México), “La Época”, “El Obrero”, y el fundado y dirigido por él mismo: “Gladium” (del Latín, Espada), editado en condiciones por demás clandestinas y azarosas, pero que llegó a tirajes de 100 mil unidades y se distribuía mediante estrategia y tácticas en verdad admirables.

 Adicionalmente, escribió al menos cuatro libros: “Ensayos” (una recopilación de sus encendidos discursos); “La cuestión religiosa en Jalisco”; “El plebiscito de los mártires”, y “Tú serás Rey”. Todo eso, y más, le valió ser admirado y reconocido como “El Gandhi mexicano”.

Por considerarlo como “peligroso enemigo” en aquellas circunstancias, la autoridad civil en realidad lo encumbró, reconociendo el arrastre de su liderazgo y la superioridad de su inteligencia, tan notables en la fuerza de su palabra, verbal y escrita. A su vez, por su integridad de vida y su fe inquebrantable, la autoridad eclesiástica lo promovió hacia los altares. Por eso, el 20 de noviembre de 2005, en solemne ceremonia efectuada en el Estadio Jalisco, a nombre del Papa Benedicto XVI, el Cardenal portugués José Saraiva Martins, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, lo declaró Beato, encabezando en ese reconocimiento a otros 12 compañeros sacrificados.

Tras ser reinhumados sus restos en el Santuario de Guadalupe, se colocó una lápida cuyo texto, en Latín, sintetiza su fructífera existencia: “Verbo, vita et sanguine docuit”: “Enseñó con su palabra, con su vida y con su sangre”…

Así pues, si “mártir” quiere decir “testigo”, y si por ello fue sacrificado, es fácil deducir que Anacleto González Flores, luchador de la verdad y de la justicia, testimonió con vigor evangélico la Palabra y fue premiado al sumarlo Dios en el “escogido ejército de los mártires”, como asienta el Himno Ambrosiano del Te Deum laudamus.                 

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.