upc4

Desde el Corazón

LIC. LUPITA:
Me pregunto cómo hemos llegado a implementar leyes que contradicen el sentido común.
Permitir a los niños escoger su género, promover el aborto como un derecho, afirmar que podemos ser de otra especie, ideologizar a los niños desde kinder para que normalicen incluso la pederastia. Yo quisiera cambiar la dirección que lleva el mundo pero me siento vencida.
Ana Laura C.

HERMANA MÍA, ANA LAURA:
Para el final y el principio de cada año civil, la liturgia de la Iglesia nos invita a meditar en torno a dos grandes fiestas: La Sagrada Familia a fin de año y, La Madre de Dios en año nuevo.
Despedimos el año recordando la importancia que tiene la familia y lo empezamos con fe, encomendándola a la Madre de Dios.
Sabemos que estamos recibiendo un fuerte ataque a la familia y que la tendencia mundial es “desconstruirla” o re-definirla. Es por eso que los creyentes estamos llamados a cambiar el mundo a través de lo que puede transformarlo: no es la ciencia y la tecnología sino el amor y la fe.
A nivel humano, nos toca fortalecer a las familias invitándolas a retomar la convivencia real, dándonos tiempo en cantidad y calidad. Compartir con los hijos nuestras valores e invitarlos a vivirlos juntos; haciendo el bien, practicando las obras de misericordia. A nivel sobrenatural, debemos acudir a María, Madre de Dios, a quien podemos imitar como ideal de vida, a quien podemos pedir su intercesión a favor de nuestro hogar.
Que este Año Nuevo marque el inicio de un mundo nuevo. Uno en el que ponemos a Dios como centro, base y fin de nuestro existir. Que Él sea la luz que ilumine el sendero que nos lleva a la verdadera felicidad, lejos del egoísmo, de la ambición y de las divisiones.
Para lograrlo hemos de poner medios concretos: vayamos todos a ejercicios espirituales; vivamos un encuentro con Cristo que sea especial, de la mano de la Iglesia, en sus eventos, conferencias, talleres, medios virtuales y retiros. Convivamos con familias que estén dispuestas a ir a las periferias para amar, dando testimonio de que Cristo reina en nuestro corazón. Caminar juntos en comprensión y paciencia, sin imponer nuestros valores pero proponiéndolos con valentía a través del testimonio y la palabra oportuna.

Recordemos la invitación de Santa Teresa de Calcuta “¿Quieres cambiar al mundo?, ve a tu casa y ama a tu familia”.

Lupita Venegas/Psicóloga
Facebook: lupitavenegasoficial

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.