upc4

En su caminar son víctimas de maltrato y violación a los derechos humanos. Se requiere ser empáticos y tenderles la mano.

Sergio Estrada

La migración se debe a una crisis humanitaria y compleja que causa el desplazamiento y el colapso de servicios para las personas que se desplazan de unos países a otros en busca de mejores condiciones de vida y atenciones médicas, sin dejar de lado las persecuciones políticas, violencia y falta de alimentación, comentó en entrevista Farida Acevedo, directora de Fundación Humano y Libre en México.

“Ellos vienen de Centroamérica y ya llegan bastantes vulnerables, migran porque tienen necesidad de mejores condiciones económicas y atenciones médicas, y por su condición vulnerable llegan desnutridos y deshidratados”, señaló la directora del organismo en pro de los migrantes.

Farida Acevedo reveló que esta situación se convierte en un reto para las autoridades, cuando se ven niños migrantes que están solos: “Tuvimos el caso de un joven de 16 años, que estaba enfermo y solo en la puerta de un edificio, se le ayudó con medicamentos y lo llevaron a un albergue hasta que cumplió la mayoría de edad”.
En 2022 fueron 248 mil, y en 2023 495 mil migrantes con ruta por México, quienes han hecho un llamado para que cualquier migrante no sufra las consecuencias de ser desplazado.
VIOLACIÓN A LOS DERECHOS HUMANOS DE MIGRANTES
Ante las injusticias y violaciones a los derechos humanos de migrantes, se debe tener un cambio con base en la dignidad de las personas, a mejorar su situación económica, necesidades alimenticias y salud. Muchos vienen enfermos y necesitan atención médica, expuso la directora de protección a migrantes.

Enfatizó que se requiere poner en acción líneas de trabajo y solidaridad con casas de migrantes y ONG que se van vinculando en el mundo académico y asociaciones que están trabajando conjuntamente, también orientación para pedir refugio en México y EE.UU.

Las labores pro migrantes se deben sintetizar en 4 puntos: acoger, proteger, promover e integrar.
Donde los migrantes tienen que decir cuáles son sus necesidades y enfrentarlas con la acogida cristiana, de misericordia y diálogo.

Otro tipo de migración es la interna, donde las personas son expulsadas de la zona donde vivían, en una economía local y llegan empresas que afectan la situación del lugar; los migrantes se ven
forzados a salir del lugar.

EL TRABAJO DE LA IGLESIA CON MIGRANTES
Farida Acevedo, directora de Fundación Humano y Libre en México, reconoció que la Iglesia, junto con la sociedad civil, tienen procesos de acompañamiento y ayuda humanitaria, pero también de defensa de los derechos humanos de muchos agentes de evangelización, Religiosas y Obispos en esta crisis de derechos humanos.
“Incluso los directores de casas de migrantes han señalado que ahora son casas de refugiados por los maltratos de que son víctimas, no sólo en su lugar de origen, sino también en el tránsito de su destino… Tenemos la responsabilidad de acoger a nuestros hermanos más necesitados y promover sus derechos, que es el eje del Evangelio”.
Dijo que el papel de la Iglesia se debe entender desde el pasaje bíblico Mateo 25, 35-40: “Porque tuve hambre y me diste de comer; tuve sed y me diste de beber; fui forastero, y me recibiste; estaba desnudo, y me vestiste”, mismo que es fundamental para entender los trabajos de la Iglesia en estos procesos migratorios.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.