upc4

Fernando Díaz de Sandi

Es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo.

(Evangelii gaudium Pag. 21)

No me queda la menor duda de que cuando las cosas se hacen por amor, con pasión y con objetivos claros, podemos posicionarnos, ganarnos un sitio de honor en el rubro en que estamos realizando nuestras acciones.

En medio de estos tiempos, en una realidad social convulsionada por la pandemia, se requiere de información verdadera, acertada y asertiva que nos permita hacer frente, desde la prevención y el sostén psicológico, emocional y espiritual, a las embestidas de los acontecimientos.

Semanario, este medio de comunicación que nos coincide, es un refugio seguro ante la tempestad. La calidad y utilidad de sus artículos y notas, el compromiso y entusiasmo de los colaboradores, la lealtad de los bienhechores, han logrado superar toda suerte de adversidades y retos, gestionando un encuentro cercano con información cierta, certera y provechosa para una sociedad y pueblo de Dios, ansioso de verdad y guía en este trance complicado de la humanidad.

Como sociedad, debemos identificar y mantenernos cercanos a aquellos proveedores de información que definitivamente comunican de manera clara, oportuna, formativa y no solo informativa, para no ser presas del amarillismo, de las verdades a medias y la carencia de profesionalismo de algunos pseudo medios que sólo producen incertidumbre, zozobra y confusión.

Como creyentes, apremia el empuje de voces mundanas que nos han alejado de las aguas frescas de la verdad y el acogimiento del seno de la iglesia. Es ahí donde la voz de Dios se hace presente a través estas páginas y el compromiso de quienes las hacen posibles.

Un cuarto de siglo cumpliendo con su misión, con una visión clara, sustentados en valores urgentes, son indicativo de que esta labor humana es asistida y sustentada por la misericordia y providencia divina.

Como diría Gamaliel, el fariseo: «Si esto que hacen es humano, se desvanecerá; pero si es de Dios, no lo podrán destruir» Hechos 5:34-42 

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

1 comment

Avatar
Imelda Gómez febrero 14, 2022 - 4:27 pm

Me alegro que haya regresado este escritor…
Ojalá no dejen de invitarlo

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.