upc4

Alfredo Arnold

De acuerdo al calendario del INE, ya casi terminó la etapa de precampañas presidenciales, aquellas en las que dos o más aspirantes de un mismo partido, alianza o coalición, realizan con el propósito de ser el abanderado definitivo. Algo parecido a las “primarias” de Estados Unidos, donde los partidos Republicano y Demócrata eligen a sus candidatos a la Casa Blanca.
En realidad, no había necesidad de hacer precampañas, ya que las dos principales fuerzas políticas eligieron a sus candidatas con una gran anticipación: la Dra. Claudia Sheinbaum, por Morena, PT y PVEM, y la Ing. Xóchitl Gálvez, por el PAN, PRI y PRD.
Movimiento Ciudadano se quedó mirando, ya que su precandidato Samuel García, gobernador de Nuevo León, fue bloqueado por el Congreso de su estado y finalmente declinó competir.
Siguen unas semanas de aparente inactividad y luego vendrá la contienda en serio; en marzo, abril y mayo se darán con todo.
Usted me dirá, con toda razón, por qué la televisión sigue inundada de anuncios de Claudia y Xóchitl. Pues simplemente porque no respetan al INE ni las leyes electorales; de los dos lados se la han pasado violando todo tipo de disposiciones legales. Pero ese no es el tema, sino la falta de argumentos por parte de las dos candidatas durante el tiempo que duraron las precampañas.
Ninguna de ellas expresó una razón convincente para que sus seguidores se formen una opinión clara sobre su personalidad y las intenciones profundas que tienen en caso de llegar a ser presidenta de la República. Sus anuncios son erráticos, contradictorios en algunos casos, y los mensajes solamente apelan a la parte emocional del público, no a la parte racional.
Xóchitl insiste en mostrar su trayectoria exitosa como persona; de niña pueblerina se convirtió en ingeniera, funcionaria pública en el gobierno de Fox, jefa delegacional, senadora y hoy candidata presidencial.
Es una triunfadora, ciertamente, pero como ella hay cientos de personas. Sin ir muy lejos, el fallecido Jorge Vergara superó una etapa modesta, emprendió varios negocios que no prosperaron, hasta que le pegó a uno y creó una admirable empresa multinacional coronada por la propiedad de las Chivas y su propio estadio. Y lo logró sin haber trabajado en el gobierno, lo cual es más meritorio.

Por su parte, Claudia ha destacado en su propaganda sus estudios en medio ambiente. Dice que ha dedicado su vida al tema medioambiental. Si es así, lo ideal sería que, en la próxima administración federal, ella fuera la secretaria del Medio Ambiente o la titular de Energía, la directora de Pemex o de la CFE, un tema en el que México históricamente ha quedado a deber.
Ambas candidatas, Claudia y Xóchitl, destacan además el tema de género. Y en eso tienen toda la razón, llegó el tiempo de las mujeres, aunque se les olvida que también cuenta el voto de los hombres.

Claudia expresa vagamente que continuará la Cuarta Transformación e imita en todo al Presidente López Obrador, pero sin explicar en qué consiste poner el “segundo piso” de la 4T. Xóchitl, por su parte, critica todo lo que le sale mal al gobierno, pero no dice qué haría ella en un caso similar.

En fin, las dos candidatas han ido cambiando en la forma, pero no en el fondo. Claudia se ve más desenvuelta y mejoró su dicción, en tanto que Xóchitl se arregla mejor y dejó de decir malas palabras. Pero, de ideas… ¡nada!

Esta etapa intermedia en la que estamos, entre precampañas y las verdaderas campañas, debe ser aprovechada por sus numerosos asesores para que ambas candidatas articulen claramente y puedan hablar de lo que se está haciendo bien y mal en el país; lo que ellas continuarían haciendo si ganan; mostrar sin ambages su plan de gobierno, y diagnosticar al México actual, como valientemente lo hizo en su momento el candidato Luis Donaldo Colosio.

Quieren ser presidenta de la República, tienen que convencer más con argumentos que con actitudes y frases publicitarias. Por lo pronto, ya se les fueron las primeras semanas de precampaña; tienen que regresar a finales de febrero con más firmeza, propuestas claras y sólidos argumentos.

*El autor es LAE, diplomado en Filosofía y periodista de vasta experiencia. Es académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.