upc4

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

El viernes 10 de enero, alrededor de 350 sacerdotes del presbiterio de Guadalajara se congregaron a los pies de la Virgen de Guadalupe, en su Santuario de esta ciudad, en la peregrinación anual del presbiterio a este templo en el que se venera a la patrona de México.

La peregrinación fue presidida por el señor Cardenal Don José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara quien estuvo acompañado por sus Obispos Auxiliares, Fray Juan Manuel Muñoz Curiel y Mons. Héctor López Alvarado, además de los señores canónigos integrantes del cabildo de la Catedral Metropolitana, y Mons. Juan Humberto Gutiérrez Valencia, Obispo Auxiliar Emérito.

La casa de los hijos de Dios

En su homilía el señor Cardenal dijo que el encuentro con la Madre de Jesucristo es muy importante para todos “pero en especial para quienes hemos sido llamados por gracia a identificarnos más profundamente con el hijo de la Santísima Virgen María, con Jesucristo”.

Ante la petición de la Virgen de Guadalupe que cuando se apareció en México pidió que se le construyera una casita, el señor Cardenal expuso que esa casa no debe ser solo material sino que “la Santísima Virgen pide que construyamos una casa para todos, y esta casa debe ser la Iglesia donde sean convocados y donde tengan cabida todos los hombres y mujeres e ingresen a la casa como verdaderos hijos de Dios.

“María quiere que construyamos la casa donde se manifieste su amor y la manifestación más grande del amor de la Santísima Virgen es su Hijo.

“Ella nos ha dado al Hijo que nos da la vida, que nos da ternura, que nos da misericordia, que nos manifiesta a plenitud el amor de Dios, pero María quiere que sea en la casa, en la Iglesia.

Sacerdotes custodios de la fe

“Sabemos nosotros los presbíteros que tenemos una especial responsabilidad en la construcción de esta casa que es la Iglesia”.

El señor Cardenal exhortó a los sacerdotes a examinar “¿qué tanto empeño, qué tanto entusiasmo, qué tanto compromiso tenemos en la construcción de la casa, la Iglesia donde se manifieste a plenitud el amor de la Santísima Virgen en su Hijo Jesucristo?”. Dijo que si no se analiza esto, se corre el riesgo de por omisión o negligencia, ir despojando, sin querer, a la Iglesia de “lo que es esencial y de lo que la fundamenta y constituye, que es en primerísimo lugar la fe en Jesucristo.

“Nuestro compromiso es mantener lo esencial que es la fe en Jesucristo, revelación del Padre y donación del Espíritu Santo. ¿Qué tanto cuenta para nosotros el que nuestros fieles crezcan en el conocimiento, en la asimilación del misterio trinitario, por ejemplo?”.

Añadió que asegurando lo fundamental todo lo demás puede venir como fruto maduro de esa fe, por ejemplo, las obras sociales. “La misma Doctrina Social de la Iglesia es lectura y expresión del mensaje del Evangelio”, dijo.

Al término de la celebración, el padre Javier Magdaleno Cueva, secretario canciller de la diócesis leyó los nombramientos de quienes serán decanos para el periodo 2020-2022.  

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.