upc4

SERGIO PADILLA MORENO

Este mes se conmemorará el cumpleaños y la muerte de uno de los más grandes directores de orquesta de todos los tiempos: Carlos Kleiber, quien nació el día 3 de julio de 1930, en Berlín, Alemania, y falleciera el 13 de julio de 2004. Fue hijo del maestro Erich Kleiber (1890-1956), reconocido director orquestal, quien, al no estar de acuerdo con el régimen nazi, emigró con su esposa y el joven

Carlos a Argentina, donde vivió allí de 1937 a 1949, periodo en el que ocupó el cargo de director del Teatro Colón de Buenos Aires y donde su hijo sintió el deseo de dedicarse a la dirección orquestal, idea que no fue apoyada por su padre.

El talento innato de Carlos lo fue llevando paulatinamente a ser reconocido en teatros de ópera alemanes como los de Potsdam, Dusseldorf, Stuttgart y Múnich. En 1974 su fama se catapultó a nivel internacional al dirigir, magistralmente, la ópera Tristán e Isolda de Wagner, en el Festival de Bayreuth.
El tenor Plácido Domingo, quien trabajó bajo la batuta de Kleiber en míticos montajes operísticos, como Otello, en el Teatro alla Scala de Milán o Carmen en Viena así como la grabación de La traviata para el sello DG, comenta en la autobiografía que recoge sus primeros cuarenta años de vida:
“Las dotes de Carlos Kleiber –intuiciones musicales y dramáticas, capacidad analítica y métodos de exposición– le convierten para mí en el más grande director de orquesta de nuestro tiempo. Al trabajar con él tengo la sensación de que sabe de modo misterioso por qué el compositor escribió cada nota, por qué trato de aquel modo y no de otro cada frase, y por qué concibió de manera dada cada pasaje de color orquestal.”

Así como los testimonios de músicos y críticos coinciden en reconocer el enorme talento de Kleiber, es también conocido su carácter un tanto extravagante por sus exigencias para trabajar: amplios y largos ensayos a puerta cerrada, cancelación de presentaciones si consideraba que las condiciones no eran las que él solicitaba, etcétera. A diferencia de muchos colegas de su calibre, fue un director que no trabajaba con demasiada frecuencia y su repertorio no fue muy amplio. El catálogo de sus grabaciones discográficas es limitado, pero cada una de ellas son referencia obligada en las respectivas obras que dejó registradas.

En enero de 2017 el sitio Classical-music.com, página oficial de la BBC Music Magazine, convocó a 100 directores de la actualidad para que eligieran a los 20 mejores directores de orquesta de todos los tiempos (cfr. http://www.classical-music.com/article/20-greatest-conductors-all-time), el resultado otorgó el primer lugar de menciones a Carlos Kleiber, por encima de directores de la talla de Herbert von Karajan, Arturo Toscanini, Wilhelm Furtwängler o Leonard Bernstein.
Cuando se confirmó la noticia de su muerte, Ioan Holender, director de la Ópera Estatal de Viena escribió: “Ha muerto el más importante de los directores de orquesta contemporáneos. Las actuaciones tan esporádicas de Kleiber se explican porque el director buscaba en el arte lo que nadie encuentra: lo absoluto”.

El autor es académico del
ITESO, Universidad Jesuita de
Guadalajara – padilla@iteso.mx

Carlos Kleiber – Estoy perdido
para este mundo

https://www.youtube.com/watch?v=WI4HeKFlyas
Para ver el video puede escanear
el código QR.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

1 comment

Avatar
Miguel Ayala julio 9, 2023 - 4:23 pm

La foto es incorrecta, porque el que aparece es Erich, padre de Carlos.

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.