upc4

Así llega el agua cara y mala a los hogares

Cristina Díaz Morales

Las tuberías de agua potable en la zona metropolitana de Guadalajara tienen en promedio una antigüedad de 80 años, por lo que la calidad del vital líquido es mala. El Siapa señala que el incremento a las tarifas es justificado e  insuficiente.

Los sectores reforma y libertad tienen las tuberías más viejas y se abastece a más de 4 millones de habitantes.

Todo lo que implica abrir la llave

Abastecer de agua a la Zona Metropolitana de Guadalajara, es todo un proceso que conlleva  gran esfuerzo, sin embargo, también genera problemas que se han arrastrado a través de los años. Tarifas caras, agua sucia y no contar con nuevas fuentes de abastecimiento son algunos aspectos que enfrenan los usuarios.

Abrir la llave del agua en nuestros hogares, negocio o industria es un privilegio, si se toma en cuenta, que hay cientos de personas que no cuentan con este servicio y tienen que hacer importantes esfuerzos para conseguirla.

Por décadas el abastecimiento del agua potable en el Área Metropolitana de Guadalajara ha sido un tema polémico y político, que hasta la fecha no ha podido estabilizarse y se siguen presentando situaciones en donde el usuario ha sido el más afectado.

¿De dónde viene el agua?

Te has preguntado alguna vez ¿de dónde viene el agua que sale de la regadera, del lavabo, del fregador o con la que riegas tu jardín? El vital líquido proviene de diferentes lugares; del Lago de Chapala, de la presa Calderón, de 250 pozos que existen en los municipios de Guadalajara y Zapopan y otra pequeña parte de los acuíferos de los Colomos.

Antes de llegar a tu casa, negocio o lugar en donde trabajas, el agua realiza en recorrido por toda una red de infraestructura hidráulica, unos 8 millones de metros lineales de tuberías, que implica un gran trabajo y que genera gasto.

Tarifas elevadas

Al de por si golpeado bolsillo de los jaliscienses que se ha visto afectado por el incremento en los precios de la canasta básica, se suman otros aumentos como es el servicio del agua potable.

En este año, el incremento en las tarifas del vital líquido fue del 6.8%, quizá mínimo y hasta cierto punto necesario para las autoridades que suministran el agua, sin embargo, los usuarios perciben que están pagando tarifas elevadas.

“En mi familia, cada año pagamos el estimado anual por comodidad, para ya no preocuparnos cada mes en ir a pagar el servicio, en promedio pagábamos alrededor de cinco mil pesos, pero este año nuestro recibo llegó mucho más caro, fue un incremento muy elevado y lo que decidimos fue estar pagando el servicio mensualmente”, explicó la señora Lourdes, quien dijo sentirse sorprendida con los costos y así como ella, varios usuarios decidieron hacer sus pagos de manera parcial.

Aumentos necesarios

El director general del SIAPA, Carlos Enrique Torres Lugo, explicó que este incremento se establece de acuerdo a los resultados de un estudio que se realiza para determinar lo que cuesta producir el metro cúbico de agua potable, desde su traslado de las fuentes de abastecimiento (en este caso del Lago de Chapala y la Presa Calderón) hasta llegar a las plantas de bombeo, a las potabilizadoras en donde se lleva a cabo el proceso de purificación, de ahí la distribución a los diferentes municipios, casas habitación, comercios, industrias y después el destino final del agua residual que van a las plantas de tratamiento.

Tarifas insuficientes y rezagos

Para solventar este gasto, es que se determina el incremento en las tarifas de agua potable. El directivo, precisó que el incremento del 6.8% es menor a la inflación que se tuvo durante el año pasado y sigue siendo un aumento moderado, insuficiente para las necesidades que tiene el organismo para operar y mantener su plantilla.

Recordó que el organismo del SIAPA no tiene subsidio por parte del Gobierno del Estado y depende solamente de las cuotas que cobra.

Carlos Torres Lugo, reconoció que hay rezagos importantes que se deben atender, “las instalaciones son bastante antiguas, las redes de distribución también, tenemos más de 8 millones de metros lineales de tubería de agua potable y otro tanto de tuberías de drenaje sanitario pluvial, de las cuales muchas de estas ya cumplieron su vida útil desde hace varios años, por ello el incremento es justificado, pero aún insuficiente”.

“Tenemos que ser sensibles, lo que buscamos (con el incremento en las tarifas del agua) es tratar que poco a poco se vaya minimizando la brecha que tenemos de rezago en cuanto al costo que se otorga por el servicio a lo que nos cuesta producirla”.

Pese al incremento en las tarifas del agua, Torres Lugo aseguró que la recaudación por el pago del estimado anual, ha tenido buena respuesta y este año ha sido mejor que los dos años anteriores.

Redes obsoletas

De acuerdo con información proporcionada por el director del SIAPA, se estima que más del 50 por ciento de las tuberías ya cumplieron su vida útil, sobre todo las de la ciudad de Guadalajara, porque tienen más de 80 años y siguen funcionando.

Explicó que la renovación que se ha realizado, se ha logrado porque cada vez que se llevan a cabo construcciones nuevas, el SIAPA solicita la sustitución de la línea de agua potable y de drenaje por lo menos en el frene de la obra, y a los ayuntamientos se les pide que cuando estén renovando sus pavimentos, sustituyan las líneas de agua potable y drenaje.

Es en los Sectores Reforma y Libertad, en donde se encuentran las tuberías más obsoletas de toda la red del SIAPA, “es en donde más incidencias tenemos de problemas de tuberías colapsadas y las que tienen más edad”.

Y es precisamente por la infraestructura obsoleta que se presentan otros dos problemas: las fugas de agua y la mala calidad.

Se estima que la red más vieja de Guadalaja se ubica en el centro de la ciudad, le sigue el oriente y una parte del sur con una antigüedad de 50 años; las orillas que rodean a la ciudad tienen tuberías de aproximadamente 30 años de antigüedad. En tanto que la red de distribución abastece a más de 4 millones de habitantes.

Carlos Enrique Torres Lugo (Director del SIAPA)

Para cambiar la infraestructura hidráulica del Área Metropolitana de Guadalajara, se requiere de una inversión multimillonaria que por lo menos en el corto plazo no se contempla, porque no solamente es sustituir las tuberías, se debe contemplar lo que implica abrir la calle, romper el concreto asfáltico, ya sea de concreto, adoquín o empedrado, la excavación, la sustitución de la tubería, los rellenos, apostillados, compactación y volver hacer de nuevo la carpeta asfáltica o la losa de concreto, además del impacto social.

¿Y los tandeos?

Los llamados tandeos, han sido un dolor de cabeza para varios habitantes, tan solo el año pasado fueron alrededor de cinco meses que el estado padeció una temporada de estiaje que provocó que, durante semanas, diversas colonias carecieron del vital líquido para cubrir sus necesidades básicas, situación que afectó a medio millón de personas, esto porque la presa Calderón, que abastece al norte y norponiente del Área Metropolitana de Guadalajara, se quedó sin agua.

El año pasado, se tuvo un buen temporal de lluvias lo que permitió recuperar los niveles de la presa Calderón y actualmente se encuentra alrededor del 80 por ciento de su capacidad, lo que permitirá evitar los tandeos.

“Tenemos la certeza de que este año no habrá el suministro rotatorio o tandeo que sucedió el año pasado”, esto gracias a las obras que se han realizado desde el año pasado y que ya concluyeron, como el Acuaférico, puesto en marcha el 12 de mayo del 2021, además de los trabajos que se han realizado para fortalecer las plantas de bombeo y el cambio en la distribución del agua para el Área Metropolitana de Guadalajara.

Parte de los volúmenes del agua que corren hoy por el Acuaférico, antes se distribuían a través de la red general de la ciudad; perdiendo con eso presión para llegar a las partes más altas de varias zonas, particularmente en el norponiente de la ciudad.

El director general del SIAPA, adelantó que para este año no se prevén tandeos, excepto en las colonias que históricamente han padecido el problema de la sequía las cuales se encuentran en las partes altas y los suburbios de las ciudades de Zapopan, algunas de Tonalá y en Tlaquepaque, lugares en donde se instalará las cisternas comunitarias para mitigar el problema con el apoyo de las bombas que ofrecen los municipios.

¿Y por qué el agua turbia?

¿En más de una ocasión, has notado que sale el agua turbia, con un aspecto sucio y hasta con mal olor de las turbias?, esto se debe precisamente al sarro que existe en las tuberías obsoletas por donde pasa el vital líquido.

Torres Lugo aseguró que el agua que sale de las potabilizadoras, de las tres que maneja el SIAPA, cumple con la Norma 127, que establece la calidad para uso humano, sin embargo, el problema se presenta en la distribución.

“Al recorrer los 8 millones de metros lineales de tuberías, muchas de estas que ya cumplieron su vida útil, (el agua) va arrastrando en su trayecto sedimentos, incrustaciones que tienen estas tuberías”, de ahí que surge el agua con apariencia sucia, problema que se presenta sobre todo en las partes bajas topográficas de la ciudad, en zonas particulares o en termínales hidráulicas en donde se fija la tubería y se acumula este sedimento que se puede desprender.

El director del SIAPA aseguró que cuando se reporta esta situación, lo que se hace es una purga de la línea, un desfogue, para sacar el agua. Reconoció que este es un problema añejo que se agudizó durante la pandemia, porque se tuvieron que suspender los trabajos de mantenimiento para no dejar sin agua los hogares durante este tiempo.

Sin embargo, siempre será recomendable que, en nuestros hogares, se le de mantenimiento de limpieza, por lo menos cada seis meses a los depósitos de almacenamiento como son las cisternas, tinacos, aljibes. A fin de mejorar la calidad del agua.

Falta de voluntad política, frena nuevas fuentes de abastecimiento

Es una realidad que los habitantes del Área Metropolitana de Guadalajara, padecen de una mala calidad en el agua potable, padecen tandeos, fugas que complican la distribución del vital líquido y, por si fuera poco, tienen tarifas caras. Si se contara con más fuentes de abastecimiento la situación pudiera mejorar, sin embargo, es precisamente la falta de voluntad política la que impide cualquier mejora.

Don Manuel Villagómez Rodríguez, critico ambientalista y quien por años se ha dedicado a la defensa y conservación del Lago de Chapala, es contundente y claro al decir que, desde hace más de tres décadas, se ha puesto el interés personal por encima del bien común, es decir, los intereses personales y económicos de unos cuantos, por encima de los jaliscienses.

Cartel del agua

Hace más de tres décadas, funcionarios de los tres niveles de gobierno conformaron lo que después se conocería como el “cartel del agua”, este grupo de extracción panista y priísta, tenía sus pies en Jalisco, pero su corazón en León, Guanajuato, además de que contaba con la protección de altos funcionarios de la Comisión Nacional del Agua. Sin embargo, siempre impidieron que se dotara de agua al área conurbada de la entidad.

Para el presidente de la Fundación Cuenca Lerma Lago de Chapala-Santiago, la ZMG puede recibir agua de otra fuente alterna, como el Río Verde, sólo falta que la actual administración se decida, solicitarla, trámite que resultará más sencillo, después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en noviembre del año pasado, anunció que El Zapotillo no inundará los poblados de Acasico, Palmarejo y Temacapulín.

En la opinión del ambientalista, el gobernador podría pedirle al Congreso local que le saque un punto de acuerdo en donde solicite al gobierno federal realizar los estudios correspondientes para ver cuál es el punto recomendado para tomar agua del río Verde.

En el siglo pasado el problema era entubar el agua ya que había veneros importantes y el  el río que pasaba por San Juan de Dios, pero no había desabasto, sin embargo ahora se anhela esa agua que corría y abastecía a la población.

¿De dónde viene al agua que utilizamos?

60% del Lago de Chapala

10% de la presa Elías Chávez, que almacena el agua del río Calderón

De 250 pozos que hay en Guadalajara y Zapopan

Acuíferos de los Colomos

EL DATO

Más de 1 millón 230 mil cuentas atiende el SIAPA

El aumento a las tarifas del agua potable para este año fue del 6.8 %

El incremento es autorizado por la Comisión Tarifaria integrada por los municipios de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá, la Comisión Estatal del Agua, la UdeG, la UP, el ITESO, la SEMADET, la SIOP y la Secretaría de Administración.

CONSEJO

A fin de tener una mejor calidad del agua, se recomienda limpiar los depósitos de almacenamiento (tinacos, aljibes, cisternas) por lo menos cada 6 meses.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.