upc4

HÉCTOR QUINTERO LÓPEZ

Durante la Guadalajara virreinal, en el tiempo de Cuaresma, se desarrolló una singular devoción tapatía para meditar en la Pasión de Cristo, haciendo excepción del último viernes de este tiempo litúrgico, reservado para Nuestra Señora de los Dolores.
Se trata de la piadosa tradición de honrar a Jesús Divino Preso, festividad que se iba turnando de viernes en viernes por los monasterios femeninos de la ciudad, celebración que poco a poco la modernidad, la falta de vecinos en la Zona Centro y de las religiosas en algunos conventos, se fue sofocando, conservándose solamente hasta entrado el siglo XXI en el cenobio dominico de Jesús María, y en el templo de la Inmaculada con las Clarisas Capuchinas.
De esta tradición tapatía nos da noticia el célebre historiador Fray Luis del Refugio OFM, describiendo al respecto sobre el orden de las celebraciones, iniciando en el templo de Santa Mónica, el segundo viernestocaba en Jesús María, el siguiente viernes correspondía a Santa Teresa, el cuarto en Santa María de Gracia, para concluir el quinto en Capuchinas; por ello en dichos templos se conserva el espacio para el culto a la Imagen de Jesús que representado atado de manos, ensangrentado y en una especie de aposentillo, lanza a quienes lo veneran, una mirada compasiva al estar preso por amor. Además, el historiógrafo tapatío señala que la celebración se extendía en los colegios de niñas correspondiendo a San Diego el viernes de Dolores y a Santa Clara el domingo de Pasión.
Sobre la Imagen de Jesús Divino Preso que se venera en el templo de Santa Mónica, al que se celebra el
viernes inmediato al Miércoles de Ceniza, el Pbro. Heliodoro Salcedo, Capellán del citado templo expresó:

“La Imagen de Jesús Divino Preso que se venera en el templo de Santa Mónica es concurrida por los fieles devotos todos los días. También se acercan a verla los visitantes, porque realmente es una escultura muy bien lograda. Se pueden apreciar numerosos exvotos que los fieles dejan, por lo que podemos asegurar que es una imagen milagrosa, así como muchas peticiones que dejan en manuscritos y/o fotografías. Habiendo sido este templo del monasterio de las Agustinas Recoletas durante más de un siglo, es de suponer que, como los demás monasterios de la Guadalajara antigua, se tiene la devoción a Jesús Divino Preso desde hace siglos.
Lo que he podido observar es que los fieles que se postran ante la divina Imagen son gente humilde, muchas veces con rostro de sufrimiento, sin duda identificándose con nuestro Señor, Divino Preso. Ciertamente, todos vamos cargando cadenas, algunos más pesadas que otros, sobre todo la cadena de nuestros pecados”.

Por tal motivo, el Capellán comentó que acercarnos a Jesús Divino Preso en esta Cuaresma podría ayudarnos, con nuestra buena voluntad, a deshacernos de ellos, buscando la conversión y el perdón a través del sacramento de la Reconciliación.
Así pues, desde hace pocos años, se han unido esfuerzos entre las prioras y los capellanes a cargo de dichos templos, para retomar esta piadosa celebración. Iniciando este ciclo el próximo viernes 16 de febrero, celebrándose en el templo de Santa Mónica (Reforma 409, Zona Centro), realizándose una procesión en punto de las 18:00 horas y posteriormente una Misa Solemne, espacio donde se colocará un altar especial en honor a Jesús Divino Preso, Imagen tan venerada en este recinto.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.