upc4

Celebración Eucarística por los Desaparecidos

Mantengan viva en nosotros la conciencia de estas personas, que les faltan, y nos faltan” Cardenal José Francisco Robles Ortega.

JOSÉ MANUEL RAMÍREZ
ROMÁN RAMÍREZ CARRILLO
FOTOS: DIANA BERNAL MORÁN,
JUDITH GÓMEZ RÍOS Y CARLOS ZEPEDA

Previo a la conmemoración del 30 de agosto, Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, cientos de familiares de personas desaparecidas de varios estados, acudieron el domingo 27 al llamado del Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, para participar en la Celebración Eucarística en el Santuario de los Mártires Mexicanos, donde les reconoció su peregrinar y la búsqueda que realizan para encontrar a sus seres queridos ausentes.
En la Misa, dijo que Jesucristo, al participar de la humanidad, entiende perfectamente
“todo lo que nos pasa a nosotros los humanos”.
“Él lo ha experimentado, ha experimentado el cansancio, ha experimentado la desilusión, ha experimentado la traición, ha experimentado la burla, ha experimentado la violencia y de qué manera, Él que pasó por el mundo haciendo el bien, siempre el bien, cómo terminó, burlado, humillado, crucificado, maldito de Dios, Él que morirá en la cruz era maldecido de Dios, como si Dios dijera yo a ti no te reconozco”.
Invitó a los cientos de familiares que buscan a sus desaparecidos, a confiar en Dios “para vencer, no por la violencia sino por la convicción del poder de Dios, que no nos abandonará a nuestra suerte jamás”.

ALENTÓ A LOS FAMILIARES DE DESAPARECIDOS
El Arzobispo tapatío, reconoció y alentó a los familiares de los desparecidos: “Mantengan viva en nosotros la conciencia de estas personas que les faltan y que nos faltan, no podemos conformarnos y decir, desaparecidos, es decir ya, esos ya no aparecen en el mapa de la humanidad, esos ya no cuentan, necesitamos mantener viva la conciencia, que cada uno de estos rostros que ustedes en las fotografías y que aquí están, son una persona amada, buscada, querida, una persona que falta en el seno de la familia, es una persona ausente”.
Pidió a la sociedad y a las autoridades que se indague y den respuesta para saber qué fue lo que paso
y en donde están cada una de las personas desaparecidas.

“Queremos saber, tenemos derecho a saber, no podemos permitir que la tragedia de estas personas, que envuelve a tantas otras personas de sus familias, quede al amparo de un número que manejen algunos con criterios políticos electorales”.

Hizo un llamado para pedir a los Santos Mártires Mexicanos que intercedan para que haya paz, justicia y cese la violencia en México.

UNA OFRENDA DESDE EL CORAZÓN DE UNA MADRE
Dentro de la celebración Eucarística, la Señora Esmeralda Quiroz Marín, de 42 años, se acercó segundos después de que el Cardenal José Francisco Robles Ortega incensara el altar después del ofertorio, y le entregó como ofrenda y regalo, un pañuelo, en agradecimiento por todo lo que hace a favor de los desaparecidos.
“El Señor Cardenal me contestó que orará por mi hijo, Jesús Gerardo González Quiroz, que cuando se lo llevaron tenía 24 años”.
Familiares de los desaparecidos presentaron diversas ofrendas, mismas que fueron recibidas de manos del Señor Cardenal Robles Ortega.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.