upc4

Una parroquia con más de 250 años derrumbada en dos días. No se reportan heridos durante el percanse.

David Hernández

La noche del lunes 20 de septiembre un fuerte estruendo despertó a los pobladores de San Juanito de Escobedo, quienes al salir a la calle no podían creer lo que miraban, la cúpula de su parroquia, Santuario de la Virgen del Pueblito, se había derrumbado.

En entrevista para ArquiMedios, el Padre Agustín Dávila Gómez, párroco de San Juanito Escobedo, narró los hechos lamentables que él y la comunidad de creyentes experimentaron en cuestión de dos días.

Los acontecimientos se remontan al pasado domingo 19 de septiembre, cuando en una Misa de Exequias a las 4 de la tarde se escuchó que el templo se cimbró. Posteriormente a las 6 se volvió a escuchar ese sonido alarmante, por lo que decidieron llamar a Protección Civil.

Vimos que las cuatro columnas que sostenían la cúpula se habían fragmentado. Entonces decidimos sacar ese mismo domingo las imágenes, sobre todo a la Virgen del Pueblito, y cerramos el templo.

El lunes decidió celebrar Misa en el atrio del templo, sin embargo observó que las columnas se encontraban cada vez más resquebrajadas.

“Ayer en la noche estaba quedándome dormido cuando oí un estruendo muy fuerte, porque mi casa está pegada al templo. Entonces pronto corrí a la sacristía, desde ahí observé que se había caído una de las cuatro columnas. Yo pensé que ya se iban a caer las otras columnas y la cúpula, entonces corrí a mi casa para sacar al Santísimo Sacramento y a la Virgen del Pueblito.

“Salí a la calle y ya había personas afuera porque escucharon el primer estruendo, entonces me auxiliaron para resguardar al Santísimo y a la Virgen porque no sabía si también iba afectar a mi casa. Cada vez se fueron escuchando más estruendos hasta que se cayó la cúpula”, narró el Padre Agustín Dávila.

Mencionó que la mañana de este martes dio informes de lo ocurrido al Cardenal José Francisco Robles Ortega. Al lugar acudieron elementos de Protección Civil del Estado que en estos momentos realizan un dictamen de las causas que originaron este hecho catastrófico.

A la espera de los resultados oficiales, el párroco consideró en su opinión que las causas probablemente se deben al fuerte temporal de lluvias que ha azotado al pueblo.

La tristeza invade a San Juanito

Dentro de un pueblo, existen dos lugares que manifiestan el orgullo de sus pobladores: la plaza principal y su templo, sobre todo el de San Juanito Escobedo, que es casa de la Virgen del Pueblito, una de las advocaciones más populares de la Región Valles de Jalisco.

Al ver derrumbado su templo, los pobladores de San Juanito se encuentran tristes e inconsolables, sobre todo porque estan próximos a celebrar sus fiestas patronales.

“Empezando por un servidor, estamos muy tristes y desolados, por todo el esfuerzo que hacemos para embellecer a esta iglesia. De hecho, comencé desde mayo a restaurarla con pintura de pincel porque se venían los 250 años de la presencia de la Virgen en la comunidad, entonces desde ayer gente que llegó estaba llorando y decía ‘nuestra iglesia, nuestro templo’.

“Ahora que se clausura el templo no sabemos hasta cuándo podremos celebrar la Misa, yo pienso que más de un año, entonces vamos a tener que buscar un espacio celebrativo. Vienen las fiestas patronales a la Virgen, de hecho este jueves inicia su visita a los 9 barrios de la Imagen peregrina”, dijo.

Pese a esta desgracia, el Padre Agustín Dávila no pierde la esperanza de que Dios pondrá los medios necesarios para salir adelante de este duro impacto a la comunidad.

Yo pienso que la fe no está en las cuatro paredes de un templo, sino que se lleva en el corazón. Los muros son importantes pero la fe se lleva en el corazón y la fiesta a la Virgen se le hace. Me toca a mí primeramente salir fortalecido para levantar el ánimo a la comunidad para que no se desesperen y se levante nuevamente nuestra iglesia.

Padre Agustín Dávila, señor Cura de San Juanito de Escobedo.

Hasta el momento, no se ha presentado, ni se ha comunicado ningún autoridad del INAH con el sacerdote.

“La fe está de pie y el entusiasmo también, hay que sacarlo adelante para que nuestra Madre Santísima tenga un digno templo. Si es necesario tumbarlo todo y hacerlo de nuevo, lo empezamos. Sé que hay muchos devotos, hijos ausentes, no solamente en Guadalajara sino también en Estados Unidos y toda la Región. Si quieren colaborar pueden acercarse con un servidor y teniendo el proyecto lo aventamos”, concluyó.

Historia de la parroquia

De acuerdo a información del Gobierno del Estado, la parroquia de San Juanito de Escobedo data de 1750 cuando se construyó el primer cuerpo de piedra labrada y bóveda a expensas del subdelegado de Etzatlán, Francisco Martínez, con un espacio de 20 varas de largo por ocho de ancho, sin torres.

Para 1780 contaba ya con una espadaña en la que se colocaron tres campanas con un peso de nueve quintales. En 1921 se construyeron sus dos torres y para 1935 quedaba concluido el crucero posterior, considerando su arquitectura tipo colonial.

En este templo se encuentran los restos mortales de uno de los primeros mártires de todo México: Fray Juan Calero.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.