upc4

Querida Lupita:

Muy pronto celebraremos el día del Párroco, y en nuestra comunidad quisiéramos algunas ideas sobre lo que podemos regalarle al nuestro en su día.

Alicia R.

Estimada hermana en Cristo, Alicia:

Cada mes de agosto celebramos la memoria del Santo Cura de Ars, y en torno a ella se festeja el día del Párroco. Es una gran idea meditar lo que nuestros párrocos, y todos los sacerdotes en general, necesitan de nosotros los laicos.

Él decía: “Las buenas obras de Dios no nos servirían de nada sin el Sacerdote. ¿Para qué serviría una casa llena de oro, si no tenemos a nadie que nos abra la puerta? Sin el Sacerdote, la muerte y la pasión de Nuestro Señor no servirían de nada.

Tras Dios, ¡el Sacerdote lo es todo! Dejad a una parroquia veinte años sin sacerdote… adorarán a las bestias”.

Valoremos a nuestros sacerdotes. Ellos necesitan:

  • Nuestras oraciones. Es muy importante que veamos a nuestros sacerdotes haciendo oración,  hay que imitarlos y acompañarlos, y de esta manera estimularnos y motivarnos unos a otros.
  • Colaborar con ellos en el apostolado. El sacerdote es el general, los laicos somos sus soldados y hemos de ponernos a sus órdenes sin miedo. 
  • Evitar criticarlos. Aunque como seres humanos fallan, ellos tienen una investidura sagrada que debemos respetar. Hablar con ellos en forma fraterna si se hace necesario, pero nunca difundir chismes.
  • Defenderlos ante quienes atacan el Sacerdocio hoy en día. Hay sacerdotes fieles y santos que dan la vida por sus ovejas como buenos pastores. Si vamos a hablar de sacerdotes, hablemos de los buenos sacerdotes.
  • Cultivar vocaciones, tener el alma abierta a la acción de Dios. En familia se gestan las vocaciones más sólidas. Pidamos a Dios que nos conceda aceptar con alegría si uno de nuestros hijos es llamado a consagrar su vida entera al servicio de nuestros hermanos en  Su Iglesia.
  • Invitarlos a comer a casa y compartir con ellos nuestra convivencia familiar. Recordemos que en muchas ocasiones pueden sentirse solos. Ellos escuchan a todos, dan palabras de esperanza, pero con frecuencia no son escuchados, comprendidos y consolados por nosotros.

¡Y enamorarlos de María!, pues dicen que cuando Dios quiere hacer a alguien muy santo, lo hace muy mariano.

¡Feliz día del Párroco, a mis hermanos sacerdotes que han recibido esta gracia!

Lupita Venegas/psicóloga

Facebook: lupitavenegas

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.