upc4

Francisco Josué Navarro Godínez,
1° de Filosofía

El acontecimiento Jesucristo vino a ser un parteaguas en la historia de la humanidad, y no era para menos ya que la encarnación y nacimiento del Verbo Eterno inició el cumplimiento de las promesas hechas a lo largo del caminar del pueblo de Israel.
¡Dios está con nosotros! Su venida histórica dejó una marca indeleble en el tiempo, de allí que, aún con los intentos de descristianizarlo todo, sigamos afirmando un antes y después de Cristo en el conteo de los años. Estamos iniciando, por la gracia de Dios, un nuevo año civil dentro del tiempo litúrgico de la Navidad, tiempo de alegría, unidad, perdón, e incluso de nostalgia, por aquellos que tanto amamos y no se encuentran con nosotros, ya sea por la distancia o porque aguardan junto a Dios el encontrarnos nuevamente.

Este ambiente de gozo por el nacimiento del Salvador se vivió intensamente en la Casa del Maestro, el Seminario; tras los primeros días del mes de diciembre, adornamos nuestro hogar con motivos navideños y no sólo se instaló un Belén, sino tres muy significativos, en el atrio, la capilla y el comedor, pero no fueron los únicos, seguro más de algún seminarista preparó el suyo en su habitación, o algún pasillo de la casa, para que contemplando aquellas imágenes pudiéramos ir adentrándonos al Misterio del Nacimiento del Hijo de Dios.

Y llegó el 16 de diciembre tan esperado para comenzar con las posadas que fueron organizadas por algunos bienhechores, a los que agradecemos infinitamente su cariño y generosidad, o por nosotros mismos, hasta el 23 con la santa Misa presidida por nuestro Arzobispo y Rector don José Francisco Robles, y la cena de Navidad, que se vivió con calidez y entusiasmo.
Por supuesto que, durante el novenario previo a la Solemnidad de la Natividad del Señor, no pudieron faltar
las tradicionales pastorelas que fueron presentadas en el auditorio, cumpliendo una vez más con su propósito: evangelizar a través del teatro, con el toque chusco y divertido que les caracteriza y también evidenciando la creatividad y talento de los futuros sacerdotes.

Luego, en las vísperas de la Navidad, se cosecharon nuevamente para gloria de Dios y bien de la Iglesia, los frutos: 24 Diáconos y 5 Presbíteros. Después de las ordenaciones en el Santuario de los Mártires se nos permitió regresar a nuestras casas para pasar la Nochebuena con nuestra primera familia y disfrutar del periodo vacacional hasta el dos de enero.
Con cuánto gozo estamos viviendo al inicio del 2023. Dos son las actitudes que debemos tomar: gratitud y confianza.

Gratitud hacia Dios por las bondades, los buenos momentos y los difíciles que nos permitió vivir durante el 2023 y que sin duda alguna nos ayudaron a crecer, y experimentar aún en las pruebas su amor. Gratitud hacia nuestra familia y amigos, con los que caminamos juntos durante estos meses, siendo soporte, encontrando en ellos con quién compartir nuestras lágrimas y nuestros éxitos, corrigiéndonos mutuamente y motivándonos a salir adelante. Gratitud consigo mismo, por no sucumbir en el día a día, por procurar el encuentro con Dios a través de los sacramentos y de una multitud de rostros, por decir sí todos los días al proyecto que el Señor tiene para cada uno de nosotros.
Confianza en la Providencia. Frente a un nuevo año lleno de retos, ilusiones, de logros y un sinfín de situaciones,
porque la vida es un camino sinuoso, no nos queda más que abandonarnos confiadamente en las manos de Dios, en su Providencia que nunca nos abandonará.

Atrevernos a soñar y trabajar para que, con la ayuda del Señor, lo logremos.

Querido lector, el Seminario de Guadalajara, te agradece tu cercanía y amor por nosotros, pues durante el 2023 no dejaste de apoyarnos, de orar al Dueño de la mies para que enviara más trabajadores a sus campos, Él sea tu recompensa y lleve a feliz término tus proyectos y anhelos, bendiga tu familia, trabajo, estudios.

¡Que Dios encuentre un lugar digno en tu corazón!

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.