upc4

Francisco Josué Navarro Godínez, 3° de Filosofía

Sin duda existen fechas que marcan nuestras vidas, que quedan grabadas en la memoria y que merecen ser recordadas y celebradas con gozo; por ejemplo, el día en que nacimos, o en el que fuimos hechos hijos de Dios por el bautismo, el día que terminamos nuestros estudios, o cuando se da el sí definitivo al llamado que Dios hace al matrimonio, a la vida consagrada o al sacerdocio ministerial.

Este año, la generación de 1997 está celebrando su 25° aniversario de ordenación sacerdotal, es un grupo grande, se trata de 43 pastores que se han desgastado en el servicio generoso de los rebaños que se les fueron confiados.

Dos de estos sacerdotes ya han sido llamados a la casa del Padre, pero su recuerdo está presente y el bien que hicieron a la Iglesia ha rendido frutos. Dios bendijo, además, a esta familia de ministros llamando a dos de sus hermanos a ser sucesores de los apóstoles, Mons. Engelberto Polino y Mons. Eduardo Muñoz.

Es tradición que llegado el día en que fueron ordenados, máxime en jubileos como en el caso de estos sacerdotes, los compañeros se reúnan para celebrarlo con la Eucaristía, misma que se va celebrando en las parroquias de origen de cada uno o en aquellas comunidades que han sido de gran importancia en su caminar, o en lugares casi obligados por su relevancia como lo es la Iglesia Catedral donde dieron gracias a Dios el pasado 18 de mayo.

Los integrantes de la generación del ’97 recibieron la ordenación presbiteral en diferentes fechas, así pues, el 22 de mayo Mons. Eduardo Muñoz Ochoa celebró sus bodas de plata sacerdotales y el miércoles siguiente, día en el que cantó su primera misa, acudió a su amado Seminario, que lo vio formarse y en el cual desempeñó su ministerio sacerdotal como formador por varios años y de donde fue arrancado para darle, recibiendo la consagración episcopal, una nueva encomienda: ser Padre y Maestro para el pueblo de Dios ayudando al Cardenal, como auxiliar, en el gobierno de nuestra Iglesia de Guadalajara.

La acogida de Su Excelencia en la tarde del 25 de mayo en el Corazón de la Diócesis, fue como de costumbre cálida y afectuosa, pues es siempre recibido como un padre que llega a casa.

En un ambiente de gozo y gratitud y engalanados por la distinguida visita, los obispos auxiliares de nuestra Arquidiócesis y la generación de nuestro homenajeado, comenzamos la Santa Misa. La homilía fue predicada por Mons. Engelberto quien agradeció a Dios por todo lo que les ha concedido y recordaba a todos aquellos que intervinieron en su formación, que desgastaron sus vidas en favor de ellos.

Nos invitaba a la gratitud, pues todo es don. Se hacía también portavoz de una feligresa que ante la pregunta de don Engelberto «¿qué les dirías a mis compañeros que cumplen 25 años de sacerdotes?» respondía tres cosas: «que sean cercanos con la gente, que sonrían», «que sean santos, que nos recuerden que Dios es santo con su vida» y «que nos sigan recordando que a pesar de que nuestro mundo nos invita a ser infieles, Dios sigue siendo fiel, que ellos nos manifiesten con sus vidas esa fidelidad de Dios».

Antes de la bendición, el Padre Eduardo Becerra, Mons. Manuel Villaseñor y el Sem. Ángel López dirigieron palabras grávidas de afecto, agradecimiento y reconocimiento al Sr. Obispo Muñoz.

Mons. Eduardo, por su parte, agradecía a sus compañeros sacerdotes y obispos porque le impulsan, con su ejemplo a crecer, definía sus 25 años como un continuo evolucionar, adquiriendo nuevas virtudes y habilidades. Por último, agradeció al Padre Juan Carlos Lupercio y padres formadores por su espíritu de comunión y cercanía.

Concluimos la celebración compartiendo la cena y amenizados por la banda y el mariachi de nuestro seminario.

¡Dios nos conceda más fieles, alegres y santos sacerdotes!

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.