upc4

Dale a tu pareja lo mejor de ti, no imites sus conductas destructivas, busquen ayuda. ¡No acaben con el sueño que un día les inspiró unirse para siempre!

Lupita:
Tengo 8 años de casada y de “cansada”. Mi esposo bebe mucho, llega tarde a casa. Vive para trabajar y para la fiesta. Yo me he dedicado a trabajar y salir con amigas. No tenemos vida matrimonial.

María G.

HERMANA MÍA, MARÍA:

Todos te preguntarán qué hacen juntos.

Es frustrante pasar a la vida matrimonial y observar que tu cónyuge vive un estilo de vida soltero-casado. No hay responsabilidad, no hay conciencia de deberes, no se comprende el compromiso que se ha adquirido. Es por eso que el Papa Francisco ha insistido en la preparación pre-matrimonial remota.
Amar es buscar el bien del ser amado.
Hoy privilegiamos “lo que quiero” frente a “lo que conviene”. Un hombre y una mujer que deciden unir sus vidas, han de llevar la convicción de decir y vivir esta frase: me caso contigo porque quiero hacerte feliz. Lo contrario sería sostener: me caso contigo porque me harás feliz.
Bajo esta segunda premisa se están uniendo muchas parejas. Bastará poco tiempo para ver que esto no funciona.
¿SE PUEDE ARREGLAR?
Hay una posibilidad de restaurar esa relación: valora el lado positivo de tu cónyuge y apuesta por un plan que les permita madurar juntos.
Si el otro es irresponsable de la relación y tú respondes con irresponsabilidad, estarán cavando la tumba del matrimonio.
En su libro: “7 reglas de oro para vivir en pareja”, los autores John N. Gottman y Nan Silver proponen, entre otras acciones, recuperar el hábito de pensar positivamente del otro.
Si nos sentimos enfadados, tensos o distantes de nuestra pareja, es fácil que nos concentremos en sus características negativas. Esto provoca pensamientos que mantienen la tensión, y nos hará sentir cada vez más distantes.
El ejercicio enseña a centrar los pensamientos en las características positivas de tu cónyuge.

ALGUNOS EJEMPLOS
Pensamiento:
Me gusta de verdad mi pareja.
Tarea: Nombra una característica que te parezca atractiva.
Pensamiento: Puedo hablar fácilmente de los buenos tiempos de nuestro matrimonio.
Tarea: Recuerda un buen momento y escribe una frase sobre él.
Se propone una frase para cada día de 7 semanas seguidas. Aunque el ejercicio puede parecer una tontería, está basado en una rigurosa investigación sobre el poder de los pensamientos positivos.
Este método es uno de los principios de la terapia cognitiva, que ha demostrado una gran efectividad.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.