upc4

Sem. C. Humberto Ruiz Flores

3° Teología

Con la gracia y la alegría de ser llamados por el Señor, para estar con él y aprender de él, toda la comunidad del Seminario Diocesano de Guadalajara, su Seminario, hemos comenzado a celebrar el “Día de Nuestro Seminario”, en el marco del Año Jubilar Vocacional por los 325 años de fundación y formación de los futuros sacerdotes de nuestra Iglesia en Guadalajara.

Y aunque celebramos el día del seminario, esta celebración se extiende durante poco más de un mes, tiempo en el que nosotros los seminaristas y ustedes pueblo de Dios, tenemos la oportunidad de acrecentar nuestras oraciones y sacrificios por la santificación de los sacerdotes y la multiplicación de las vocaciones sacerdotales.

Hemos dado inicio a las ya conocidas colectas anuales en las parroquias de toda nuestra Arquidiócesis, que tienen como objetivo recaudar fondos económicos y espirituales para continuar con nuestra formación hacia el ministerio sacerdotal. En una primera etapa, se llevó a cabo la colecta urbana, es decir, todos los seminaristas visitamos las comunidades parroquiales dentro de la zona metropolitana, donde se encuentra el mayor número de ellas, esto fue el pasado 05 y 06 de este mes.

Tuvimos la oportunidad de encontramos fraternalmente con muchos párrocos y vicarios, que nos abrieron no solo las puertas de su parroquia, sino también de su casa. Cabe mencionar que no fuimos solos, porque también nos acompañaron los seminaristas menores, los que estudian el bachillerato y la secundaria en algunas de nuestras casas de formación.

Es así que, en cada parroquia o capellanía, encontramos un pedacito de cielo, porque siempre estuvimos acompañados también de algunos agentes de pastoral que nos brindaron apoyo y cercanía, algunos otros los alimentos y hasta alguna motivación extra, pues nos felicitaron, porque recuerden que el Día de Seminario, es el día del seminarista.

Hoy estamos celebrando también la segunda etapa de este gran día, es decir, la colecta foránea, donde estamos visitando todas las parroquias de los pueblos y comunidades de la diócesis fuera de la zona metropolitana, estamos desde Ameca y Magdalena, hasta Ocotlán, y desde Tlajomulco hasta Temastián y Nochistlán.

Durante estos domingos de la colecta, los visitamos no solo para recibir su apoyo económico, sino también para recordarles que cada uno de nosotros los seminaristas somos parte del pueblo de Dios junto con ustedes, somos sus hermanos en la fe y sus servidores. Nosotros queremos consagrar nuestra vida entera al servicio de Cristo y de su Iglesia, pero necesitamos siempre de ustedes, de su oración, de sus sacrificios, y de sus buenas obras. Queremos que sepan que somos de ustedes y nos estamos formando para ustedes.

Queremos ser sacerdotes, santos, sabios y sanos, para caminar en el futuro juntos hacia el Reino. Por eso no se olviden ni se cansen nunca de pedir mucho por nosotros, para que el Padre celestial, dueño de la mies, siga enviando trabajadores a sus campos. Y si hoy nos ven ahí en su parroquia no se olviden de saludarnos, para recordarnos que la tarea es de todos, que debemos pedir unos por otros.

Y lo más importante, todos nosotros, padres formadores y alumnos, les damos las gracias de todo corazón, por nunca dejarnos solos, por su apoyo y su entrega. Sepan que siempre pedimos por ustedes nuestros bienhechores espirituales y materiales, pues recuerden que:

 “¡No hay obra más grande que formar un sacerdote!” san Vicente de Paúl.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.