Home Depresión y estrés, principales causas de adicciones en las mujeres

Depresión y estrés, principales causas de adicciones en las mujeres

by Monserrat Ayala Razo

Monserrat Ayala Razo

Las personas que ya consumían alcohol, los adultos mayores de 40 años,  podrían haber aumentado más del 30% su consumo a causa de la pandemia”, CECAJ.

El alcoholismo entre las mujeres ha aumentado en más de 200 por ciento, siendo las mujeres jóvenes las más vulnerables a desarrollar una adicción al alcohol, pero también a otras drogas, de acuerdo con la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic). Sin embargo, el encierro que se vive a causa de la pandemia por Covid-19, ha modificado las rutinas de vida, pues ahora en un mismo entorno se realizan labores escolares, de trabajo y del hogar, desencadenando crisis de estrés que propician el consumo de alguna droga de fácil acceso como alcohol y tabaco, indicó Pedro Briones Casillas, Secretario Técnico del Consejo Estatal Contra las Adicciones (CECAJ). 

“Muchos han perdido los empleos o se limitaron sus percepciones económicas y dejaron de hacer muchas cosas. En el caso de los jóvenes y los niños que ya no pueden ver a sus amigos, realizar actividades  al aíre libre, que además es básico para el niño y el adolescente el contacto físico con los seres queridos, porque es parte de su desarrollo humano y habilidades sociales que están truncadas, y ahí se genera la frustración, el enojo, el enfado, aburrimiento, la tristeza que es todo un caldo de cultivo para que pueda desarrollarse un cuadro depresivo. Y como no hay una cultura del autocuidado ¿qué es lo más próximo que está para poder aliviar alguna crisis emocional? pues  se hace presente alguna droga para tratar de evadir el sentimiento”.

Expertos de la Conadic, alertaron que en México la edad de inicio para el consumo de bebidas alcohólicas sigue disminuyendo, actualmente es a los 10 años.

Es una situación que urge visibilizar, el alza en la incidencia de alcoholismo entre mujeres, ya que, de acuerdo con cifras oficiales, el aumento en el consumo de alcohol, especialmente entre este sector es de 12 a 17 años, las últimas encuestas realizadas en 2019, revelan que por primera vez en la historia, rebasó a los hombres en el consumo, es decir, es más común que mujeres de 12 a 17 años consuman alcohol diariamente, que los hombres.

Drogas de inicio en mujeres en Jalisco

44.4%   Alcohol                

34.2 % Tabaco

11.4 % Marihuana

5.9  % Metanfetaminas/Cristal.

Total de mujeres atendidas en los Centros de Atención Primaria de adicciones 1,347.

Es una enfermedad

Además de la diminución en la edad del consumo de alcohol, el aumento en la ingestita de bebidas embriagantes en los adultos también va a la alza, pues se estima que durante la pandemia incrementó 30 por ciento el consumo, indicó el Secretario.

“Enfermedad que no se atiende se complica; y negarlo, ocultarlo o minimizar lo que está pasando es un impedimento para que puedas pedir ayuda”.

“Las mujeres se debieron acostumbrar a pasar tanto tiempo con sus hijos en casa pues la rutina era diferente. Antes de la pandemia, se levantaban mandaban a los niños a la escuela, ellas se iban trabajar o a realizar su rutina diaria en las labores del hogar ¿y ahora? pues las cosas son distintas.

“Ahora las mamás tienen que manejar instrumentos tecnológicos, y las obligo esta situación. Hay madres que probablemente, ni siquiera entendían o se interesaban por la tecnología y hoy l tienen que hacer para decirle al hijo cómo se usa, tanto la computadora o una plataforma o ponerse hacer con ellos los trabajos y mandarlos por correo.  

“Hay madres que no tiene esas habilidades o las jornadas laborales les limitan esa atención, y entonces, se va sumando esa frustración y se hace una bomba de tiempo. Así vemos a mamás que sacan su frustración y su enfado con los hijos a través de palabras altisonantes o a través de agresiones físicas, a pesar de que los aman, la situación las rebasa. Luego llegan las culpas, buscan alternativas que les ayuden a sobreponerse de la situación, acercándolas a las drogas o reprimiendo los sentimientos que posteriormente se convertirán en depresión, otra puerta abierta a alguna adicción”.

Del total de atenciones en el 2019, que fueron para 1,347 mujeres, fueron atendidas el 46.3% por  consumo de metanfetaminas/cristal, el 26.6 %  por alcohol, el 12.2 % a marihuana y el 9.3% por adicción al tabaco.

De acuerdo con los datos del Consejo Estatal Contra las Adicciones arrojados en las atenciones del 2019 por Región Sanitaria, aseguran que es la Zona Metropolitana de Guadalajara la que tiene el mayor número de casos en la atención de adicciones a mujeres, sin embargo la Región Sanitaria de La Barca y Ameca están dentro del  territorio con mayor número de tratamientos en la atención de adicciones.

Región Sanitaria- RSMunicipios que comprende la RSAtenciones
RS-13 GuadalajaraGuadalajara632
Rs-10 ZapopanZapopan  y San Cristóbal de la Barranca212
RS-12 San Pedro TlaquepaqueAcatlán de Juárez, Ixtlahuacán de los Membrillos, Tlajomulco de Zúñiga, San Pedro Tlaquepaque y Villa Corona.193
RS-3 TepatitlánAcatic, Arandas, Jalostotitlán, Jesús María, Mexticacán, San Julián, San Miguel el Alto, Tepatitlán de Morelos, Valle de Guadalupe, Cañadas de Obregón, Yahualica de González Gallo, San Ignacio Cerro Gordo.132
RS-4 La BarcaAtotonilco el Alto, Ayotlán, La Barca, Chapala, Degollado, Jamay, Jocotepec, Ocotlán, Poncitlán, Tizapán el Alto, Tototlán y Zapotlán del Rey129

Persisten los tabús

Pese a que se ha buscado una igualdad entre la atención y trabajo entre hombres,  persisten los tabús para que una mujer sea atendida ante alguna adicción. El esfuerzo y el trabajo conjunto de la sociedad y de la familia para que un hombre se rehabilite y deje las drogas y el alcohol es más fácil.

Caso contrario lo que sucede con las mujeres, lo primero es la amenaza de quitarles a los hijos, de ser abandonadas por sus parejas, y sobre todo, hay un descontento de la familia y la sociedad de no cumplir con un rol estipulado.

“Es muy disparejo entre la atención entre hombres y mujeres por esta mentalidad machista del patriarcado.

“Un hombre ‘está bien’ o ‘es normal’ que desarrolle el alcoholismo porque es hombre, una mujer no. Entonces, si un hombre se emborracha en la esquina con sus amigos, se excusa en que trabaja mucho, se está estresando y necesita divertirse o relajarse.  Pero si una mujer se junta con sus amigas y se emborracha en el mismo espacio, le pueden poner todos los adjetivos calificativos denigrantes a su persona y dignidad para descalificar su acción”.


El funcionario reiteró que para las mujeres es complicado acceder a los tratamientos de rehabilitaciones por el ”doble estigma” que tienen que vivir por el simple hecho de ser mujeres.

Agregó que cuando una  femenina requiere ser atendida en un Centro de Rehabilitación, los espacios son pocos. “Por ejemplo: de un 100% de atención, menos del 20% le corresponde a la mujer”.

Briones Casillas, informó que de acuerdo a los datos proporcionados por los centros de internamiento privados o del Estado refieren que el año pasado 2020, fueron atendidas 9 mil 152 personas en algún centro de rehabilitación; de ellas, solamente mil 347 fueron mujeres. “Hay una gran brecha de disparidad de las oportunidades que tienen para rehabilitarse y de los espacios especializados para atender mujeres”.

Comentó que del total de atenciones que recibieron, el 26 por ciento fueron atendidas por adicción al alcohol y el 46 por ciento por el consumo de metanfetaminas, otra droga de alto impacto entre la población femenina.

Insistió en que por parte de las autoridades, se da el mismo apoyo en ambos sectores, sin embargo, es más difícil para las mujeres recibirlos, pues en caso de requerir una atención psicológica especializada, se derivan al Instituto Jalisciense de Salud Mental (SALME). “Son muy pocas las que acuden a esta atención especial, no porque no la necesiten, sino porque no pueden ir a recibir la atención”.

Limitantes para que una mujer pida ayuda ante alguna adicción:

Si la mujer es madre de familia, el no saber quién atenderá sus hijos, es una limitante para que busque apoyo.

Si la mujer es cabeza de familia y no tiene algún apoyo económico, es una limitante para que busquen el apoyo.

En caso de desprenderse de las limitantes anteriores, esas mujeres van a recibir la etiqueta de todos los antecedentes que ya tienen en su vida: si son solteras, si fueron mamás solteras, u otros factores que propicia la presión social. ¿Ahí es cuando nos preguntamos cuándo van a poder rehabilitarse?

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.