upc4

Norma Angélica Trigo González

El 2 de febrero, no habrá festejo público en la Basílica de San Juan de Los Lagos y la celebración Eucarística será a puerta cerrada, ya que debido a la contingencia por el incremento de contagios de Covid, se cancelaron las peregrinaciones.

El padre Ildefonso García Pérez, encargado del área de Comunicación de la Diócesis de ese lugar, informó que desde el 31 de enero, además del 1 y 2 de febrero, se cerrarán las puertas de la Basílica para evitar el ingreso de fieles como lo determinaron las autoridades civiles del estado.

Agregó que no habrá peregrinaciones ni celebraciones masivas como se acostumbraba en años anteriores a la pandemia y desafortunadamente este año, también será sin fieles.

“La celebración será a puerta cerrada, solo con los sacerdotes concelebrantes y el Obispo, pero no habrá fieles, la gente no podrá ingresar a la Basílica como se acostumbra”.

Lamentó que un año más se tiene esta situación, sin embargo destacó el amor que los fieles siempre le manifiestas  a la Virgen de San Juan de Los Lagos, que es la Virgen María en su advocación de la Inmaculada Concepción.

A este lugar llegan fieles de todo el país, incluso de otras partes del mundo para conocer de la tradición y fervor de los católicos para la Virgen.

HISTORIA

Fue en el año de 1623, cuando la Virgen de San Juan de Los Lagos hizo su primer milagro, la historia cuenta que una niña, hija de unos cirqueros españoles se lesionó quedando atravesada por una espada mientras hacían algunos ensayos, lo que le provocó la muerte.

Buscaron un sacerdote y en la capilla, una anciana les pidió que permitieran colocar la imagen de la virgen que estaba guardada en la sacristía. Después de rezos y súplicas, se incorporó la niña tomando a la Virgen entre sus manos, totalmente sana de sus heridas.

La noticia del milagro corrió como pólvora y la imagen de la virgen se hizo famosa.

SIEMPRE VISITA A LA VIRGEN

El señor Evaristo Tejeda, compartió su experiencia de visitar cada año a la Virgen de San Juan, de quien es devoto desde que era niño.

“Cada año me gusta ir a ver a la Virgen, me he encomendado muchas veces a ella, la última fue porque me operaron del corazón hace unos meses, lo malo es que no estará abierto el templo por lo de la pandemia pero ya habrá más tiempo para ir a visitarla, desde donde estemos nos seguimos encomendando a ella. Ahora también le pido que ya se acabe esta enfermedad del Covid que nos ha afectado a todos de una u otra manera”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.