upc4

Desde 2019 se vino trabajando en un texto que recién acaba de publicar el Dicasterio para la Doctrina de la Fe con el título Dignitas infinita. Mucho se estudió, consultó y modificó con el paso del tiempo. Su elaboración, que tardó cinco años, nos permite comprender que estamos ante un documento que, debido a la seriedad y centralidad de la cuestión de la dignidad en el pensamiento cristiano, necesitó un considerable proceso de maduración para llegar a la redacción final. En las tres primeras partes, la Declaración recuerda los principios fundamentales y los supuestos teóricos para ofrecer importantes aclaraciones que puedan evitar las frecuentes confusiones que se producen en el uso del término dignidad. En la cuarta parte, presenta algunas situaciones problemáticas actuales en las que no se reconoce adecuadamente la inmensa e inalienable dignidad que corresponde a todo ser humano.
NUNCA SEPARAR FE DE LA DEFENSA DE LA DIGNIDAD HUMANA
La denuncia de estas graves y actuales violaciones a la dignidad humana es un gesto necesario, porque la Iglesia está profundamente convencida de que no se puede separar la fe de la defensa de la dignidad humana, la evangelización de la promoción de una vida digna y la espiritualidad del compromiso por la dignidad de todos los seres humanos…
Dignidad que va más allá de todas las apariencias externas o características de la vida concreta de las personas. El Papa Francisco invita a defenderla en cada contexto cultural, en cada momento de la existencia de una persona, independientemente de cualquier deficiencia física, psicológica, social o incluso moral. En este sentido, la Declaración se esfuerza por mostrar que estamos ante una verdad universal, que todos estamos llamados a reconocer, como condición fundamental para que nuestras sociedades sean verdaderamente justas, pacíficas, sanas y, en definitiva, auténticamente humanas.

ASPECTOS OSCURECIDOS EN LA CONCIENCIA
La lista de temas elegidos no es exhaustiva. Sin embargo, los temas tratados son aquellos que permiten expresar diversos aspectos de la dignidad humana que pueden estar oscurecidos en la conciencia de muchas personas hoy en día. Algunos serán fácilmente compartidos por distintos sectores de la sociedad, otros no tanto. Sin embargo, todos son necesarios porque, en su conjunto, ayudan a reconocer la armonía y la riqueza del pensamiento sobre la dignidad que brota del Evangelio. Los actores de esta Declaración son conscientes de que no se pretende agotar un tema tan rico y decisivo, pero sí pretende aportar algunos elementos de reflexión que ayudarán a tenerlo presente en el complejo momento histórico que vivimos para que, en medio de tantas preocupaciones y angustias, no perdamos el rumbo y nos expongamos a sufrimientos más lacerantes y profundos.
ELEMENTOS QUE VIOLAN LA DIGNIDAD HUMANA
El drama de la pobreza, la tragedia de la guerra, los abusos contra los migrantes, la trata de personas, los abusos sexuales, las violencias contra las mujeres, el aborto, la maternidad subrogada, la eutanasia y el suicidio asistido, el descarte de personas con discapacidad, la ideología de género, el cambio de sexo y la violencia digital.
116 son las referencias que la Declaración hace de textos que han abordado el tema. Por iluminación y solidez no queda. Corresponde a nosotros leer pausada y profundamente sobre esta doctrina que nos llevará a ser más humanos, porque en ocasiones eso lo estamos dejando en el olvido.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.