upc4

Rebeca Ortega Camacho

(Izq. a Der.) Karla Moreno, Otilia García, Clara González, Victoria Silva y Pbro. Ramiro Magallanes.

La Dimensión Pastoral del Adulto Mayor es una misión encomendada por el obispo, para dar respuesta a uno de los nuevos paradigmas de la Pastoral: La Evangelización del adulto mayor. Es una dimensión que se desprende de la Sección Familia (Adolescentes, Jóvenes, Matrimonios y Adulto Mayor), está integrada por un equipo eclesial que trabaja para conocer la realidad, discernirla a la luz del Evangelio y responder, con procesos que liberen y transformen, integralmente al adulto mayor.

Su misión es evangelizar al adulto mayor en la última etapa del arco de la vida. Es una dimensión que motiva, impulsa y acompaña la acción pastoral del adulto mayor en la Arquidiócesis de Guadalajara para hacer de él, el acervo del pasado, testimonio vivo del presente y proyección sabia del futuro.

Desde enero de 2019, el señor Cura Ramiro Magallanes Hidalgo, párroco de Santa María de Guadalupe y Santo Toribio Romo, funge como Coordinador Diocesano de la Pastoral del Adulto Mayor. Antes de culminar la Licenciatura en Catequesis, ofertada por el Instituto Superior de Catequética (ISCA), se le solicitó su apoyo para estar al frente de la dimensión; de esta manera, el presbítero extendió la invitación a sus compañeros laicos para unirse, y más de alguno aceptó la propuesta y se enlistó en las filas de la Pastoral Diocesana del Adulto Mayor.

“Anteriormente, estaba a cargo el Padre Cristóbal Domínguez Luna; estamos reestructurándonos. Hice la invitación abierta a todo mi grupo del ISCA, nosotros estamos de alguna forma asumiendo esta tarea que nos parece emocionante, al menos a mí, porque podemos poner en práctica aquello que hemos recibido y aterrizar nuestros conocimientos a esta tarea muy concreta.

“La idea es acompañar al adulto mayor para suscitar en él los apóstoles que requerimos para el día de mañana, en un contexto urbano y en un contexto muy particular de nuestra arquidiócesis. Tenemos actividades y queremos desarrollar actividades en las cuatro áreas que tenemos proyectadas para el adulto mayor: Animación, Formación, Asistencia Social y Evangelización”, señaló el Presbítero Ramiro Magallanes.

De acuerdo con el entrevistado, cada área desempeñará diferentes funciones. Animación, tiene a su cargo la logística, promoción y difusión de los eventos que se tienen planteados; en Formación, se pretende formar a los facilitadores y coordinadores de los distintos grupos, en conjunto con el SEDEC (Sección Diocesana de Evangelización y Catequesis); en Asistencia Social, se están organizando para llevar a las comunidades parroquiales el “Asilo en Salida” (acompañamiento humano, espiritual, por parte de los vecinos; es decir, hacer una red de vecinos), en sinergia con algunos otros movimientos e ir previendo acciones de atención en primera línea para los adultos mayores, incluso médicas; y en Evangelización, se tiene proyectado el producir materiales o itinerarios formativos, en momentos litúrgicos fuertes o especiales para el adulto mayor.

“Una de las tareas que tenemos a nivel diocesano es crear la estructura del adulto mayor, porque a futuro, la pirámide poblacional nos lo estará exigiendo como una de las pastorales emergentes de nuestra realidad. No queremos quedarnos sólo en la oficina, queremos ir a tocar la realidad; estamos organizándonos para ir a los decanatos, y vamos a sugerir que un sacerdote por decanato sea el encargado de esta dimensión.

“Nosotros tocamos la acción pastoral, hay otras dimensiones como Pastoral de la Salud, Catequesis; pero la enseñanza de nosotros es, cómo hacer del adulto mayor un agente de pastoral.”, dijo el Coordinador Diocesano de la Pastoral de Adultos Mayores.

La Casa de la Familia funge como sede de la pastoral, los viernes se reúnen los coordinadores de cada dimensión de la Sección Familia; mientras que los lunes se congrega el coordinador con su equipo para trabajar en los proyectos.

Aportación a la Iglesia

“Los ancianos son una riqueza, no se pueden ignorar”, señaló el Papa Francisco en sus catequesis del ciclo sobre la familia; y en muchas otras ocasiones el Pontífice ha destacado el valor de las personas de la tercera edad. Al respecto, el Padre Ramiro Magallanes manifestó que, “el adulto mayor es una persona que puede dar mucho a nuestra sociedad, es una persona activa, con muchas posibilidades de compartir su riqueza de la fe, y para nosotros se vuelve una riqueza para la sociedad, porque a veces no son visibles.

“De hecho, la mayor parte de los agentes en las comunidades parroquiales son adultos mayores y creo que son la gran fuerza de la Iglesia. Por ahí es la visión que tenemos, cómo habilitar al adulto mayor para ser ese testimonio vivo de fe, un testimonio que celebra, un testimonio que profesa realmente el adulto mayor”.

También, las integrantes de la Dimensión Pastoral del Adulto Mayor, enfatizaron la importancia de las personas de la tercera edad y su valiosa aportación a la Iglesia. Karla Moreno Mendoza, dijo que los adultos mayores, son “el heraldo de la fe, porque el adulto mayor es ese heraldo que va a transmitir la fe a la familia. Queremos rescatar esa presencia del adulto mayor dentro de la familia, como aquel que lleva a su familia al encuentro con Cristo; para nosotros es muy importante que se sientan tomados en cuenta”.

Asimismo, Otilia García Apolinar, manifestó: “Creo que es un sector que ha estado muy descuidado, la Iglesia necesita integrarlos al movimiento de evangelización, son elementos muy importantes. Creo que se evitaría muchos desordenes en las familias si se les tomara en cuenta, y desde la Iglesia tomarles la atención necesaria; como coordinadora de catequesis he insistido que se integre al adulto mayor como catequista, sobre todo en la primera etapa, porque tienen mucha experiencia, conocimiento, hay una fe muy madura que pueden transmitir”.

“En mi experiencia como catequista, los niños que están cuidados por los abuelos destacan dentro de la catequesis”, reiteró Victoria Silva Bahena; y Clara González Rodríguez enfatizó que, “hay mucho que hacer por el adulto mayor y mucho que aprender. Los niños atendidos por sus abuelos son fuertes, resilientes; entonces, esa riqueza de la vivencia de la fe se está perdiendo por no atender esa parte, por no darle su espacio al adulto mayor. También hay abuelos que no están evangelizados, ahí tenemos que poner atención, porque es tarea de la Iglesia y es una de las periferias existenciales”.

El equipo de la Dimensión Pastoral del Adulto Mayor subrayó su alegría de arrancar este nuevo proyecto y trabajar a favor de ese sector que tiene mucho que ofrecer a la Iglesia. Los entrevistados, señalaron que son conscientes de los esfuerzos aislados en diferentes parroquias, donde ya existen algunos grupos de adultos mayores, pero es necesario hacer sinergia y trabajar a nivel diocesano.

II Jornada del Adulto Mayor

Finalmente, el Padre Ramiro Magallanes exhortó a sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, agentes de pastoral, coordinadores Parroquiales de Grupos de la Tercera Edad, servidores de la salud y adultos mayores, a participar de las actividades organizadas por la Dimensión Pastoral del Adulto Mayor para el mes de agosto.

“Estamos organizando la 2ª Semana del Adulto Mayor, previamente convocamos a los agentes de pastoral a participar de un Taller, que se llevará a cabo del 29 de julio al 2 de agosto en el SEDEC. Este taller habilitará a los agentes de pastoral para conocer la realidad del adulto mayor”. Para participar de este curso, los interesados deben inscribirse en el Taller de Catequesis para Adultos, que ofrece el SEDEC. “Es importante que el agente laico conozca lo que siente, lo que piensa y que metodología puede servir para que el adulto mayor lo entienda; porque hay que entender la realidad del adulto mayor, con una pedagogía adecuada para acercarse a ellos”, señaló el presbítero.

La Semana del Adulto Mayor, en su segunda edición, lleva por lema “El Evangelio en el corazón del Adulto Mayor”, y se realizará del 26 al 30 de agosto en las comunidades parroquiales. Se repartirá un subsidio elaborado por la Pastoral Diocesana del Adulto Mayor. El contenido presenta momentos eucarísticos, dinámicas, elementos simbólicos, entre otros aspectos. El documento destaca “características pedagógicas y metodológicas, partiendo desde la visión del adulto mayor, sus realidades y sus formas de aprender. Se pide que el facilitador conozca el material, lo puedan entender y lo puedan aplicar”.

Finalmente, el 31 de agosto, en el Templo Expiatorio se realizará la II Jornada del Adulto Mayor, titulada: “El Adulto Mayor, Evangelio para el mundo”. El evento estará enmarcado por tres ponencias (“El equilibrio emocional en el adulto mayor”, “Propiciar la vida plena familiar y social del adulto mayor” y “La fe viva del adulto mayor, presente para el porvenir”) y la Celebración Eucarística.

“La vejez, de modo particular, es un tiempo de gracia, en el que el Señor nos renueva su llamado: nos llama a custodiar y transmitir la fe, nos llama a orar, especialmente a interceder; nos llama a estar cerca de quien tiene necesidad… Los ancianos, los abuelos tienen una capacidad para comprender las situaciones más difíciles: ¡una gran capacidad! Y cuando rezan por estas situaciones, su oración es fuerte, es poderosa”, Papa Francisco (Encuentro del Papa con los ancianos. 28 de septiembre de 2014).

Equipo de la Dimensión Pastoral del Adulto Mayor

Sr. Cura Ramiro Magallanes Hidalgo

Karla Moreno Mendoza

Otilia García Apolinar

Victoria Silva Bahena

Clara González Rodríguez

Rosa Elena Gómez Soto

Ruth Vázquez Delgadillo

Actividades

Taller de preparación para la 2ª Semana del Adulto Mayor

Del 29 de julio al 2 de agosto, en las instalaciones del SEDEC (Román Morales 517, Col. La Perla) de las 9 a las 13 horas y de las 16.30 a las 20 horas.

2ª Semana del Adulto Mayor

Del 26 al 30 de agosto, en cada comunidad parroquial (se entregará un subsidio).

II Jornada del Adulto Mayor

Sábado 31 de agosto de las 9 a las 14.30 horas, Salón de Usos Múltiples del Templo Expiatorio.

Se impartirán las conferencias: “El equilibrio emocional en el adulto mayor”, “Propiciar la vida plena familiar y social del adulto mayor” y “La fe viva del adulto mayor, presente para el porvenir”; se culminará con la Santa Misa. Cuota de recuperación: $50 pesos.  

Pastoral Diocesana del Adulto Mayor

Oficina: Casa de la Familia (calle Rayón 835, Col. Moderna).

Correo: dimensionadultomayor@gmail.com

Celular: 3311 6531 18 y 3311 1971 18.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.