upc4

XXVIII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

IDEAS PARA EL CELEBRANTE / GUÍA

Hoy la palabra de Dios nos reta seriamente: ¿Dónde ponemos nuestro corazón?  ¿Dónde ciframos nuestra propia seguridad?  ¿Qué es lo que le da valor y bondad a nuestra vida? ¿Sentimos que nos falta algo en la vida?

El Antiguo Testamento nos invita a cultivar la verdadera sabiduría y Jesús nos advierte de no poner nuestro corazón en las posesiones materiales o en nuestras pretensiones de bondad y de mérito porque esto nos aleja de nuestros hermanos y de nuestras metas más altas.

El Señor nos mira con amor y nos dice que renunciemos a nuestras propiedades y las compartamos, que confiemos sólo en él, que entremos en su Reino siguiendo su estilo de vida…

Permitámosle que – a través de nuestra oración personal, de la comunión con su Palabra y su Cuerpo – nos dé la sabiduría suficiente para no rechazar su invitación y para seguirlo alegre, pronta y radicalmente…

SALUDO

La Palabra de Dios es viva y eficaz, puede juzgar nuestras intenciones y pensamientos más íntimos.

Jesús mismo, la palabra del Señor, permanezca siempre con ustedes.  R/ Y con tu espíritu.

ACTO PENITENCIAL

En silencio, examinémonos ante el Señor: ¿Hemos confiado más en Dios que en nuestras propias seguridades y posesiones?  Pidamos perdón por nuestros apegos, por nuestras pretensiones de bondad que nos estancan en la mediocridad y por no querer seguir incondicionalmente a Dios…  (Pausa)

Señor, tu sabiduría y tu amor valen mucho más que la fama, la salud, la belleza y las posesiones.  Señor, ten piedad.

Cristo Jesús, tú bien sabes dónde está nuestro corazón y tú quieres que esté dirigido y orientado hacia el Reino y hacia nuestros prójimos.  Cristo, ten piedad.

Señor Jesús, tú quieres que renunciemos a las aspiraciones mundanas y a los bienes materiales que nos poseen y controlan, y, en cambio, quieres que te sigamos a ti más radicalmente.  Señor, ten piedad.

En tu infinita bondad, perdona nuestros traidores apegos a lo material y a lo egoísta. Danos la gracia de poner toda nuestra confianza en ti y llévanos a la vida eterna.  R/ Amén.

LECTURAS

Sabiduría 7, 7-11: El poder, las riquezas, las piedras preciosas, el oro o la plata, incluso la salud, la belleza y la luz no son nada comparadas con la prudencia y la sabiduría que vienen de Dios…

Salmo 89: Pedimos al Señor un corazón sensato, misericordia, alegría, bondad y que Él haga prosperar nuestras obras…

Hebreos 4, 12-13: La Palabra de Dios es viva, eficaz, tajante, penetrante, juzga nuestros deseos e intenciones… deja al descubierto aquello de lo que hemos de rendir cuentas…

Marcos 10, 17-30: Jesús nos enseña que, para entrar a su Reino y salvarnos, no basta con cumplir los mandamientos sino que hay que desconfiar de nuestras pretensiones de superioridad moral y de las riquezas, deshacernos de ellas y socorrer a los pobres… Además, Jesús nos mira con amor y nos pide que, confiando sólo en Él, seamos generosos y lo sigamos…

ORACIÓN DE LOS FIELES

Celebrante: Pidamos al Señor sabiduría para apreciar sus dones con gratitud y para usarlos para el bien de todos. Y digámosle: R/ Señor, haznos sabios con tu sabiduría.

1. Por los que en la Iglesia proclaman la sabiduría de la Palabra de Dios, para que primeramente la vivan y después compartan su experiencia con sus hermanos.  Roguemos al Señor.

2. Por los líderes del mundo entero, para que no sacrifiquen sus principios éticos al poder, al éxito, a la ambición, sino que se comprometan seriamente a promover la dignidad humana y los valores del evangelio.  Roguemos al Señor.

3. Por los que trabajan en los medios de comunicación: prensa, radio, televisión, cine, redes sociales, para que no tergiversen situaciones, palabras e imágenes para distorsionar los valores de la vida sino que busquen y promuevan honestamente la verdad y los verdaderos valores humanos.  Roguemos al Señor.

4. Por los padres y educadores, para que reten a los jóvenes a vivir por los ideales que realmente importan; y también por los jóvenes, para que el sano idealismo y la generosidad guíen su vida.  Roguemos al Señor.

5. Por los ricos en dinero, en posesiones y en talentos, para que aprendan a compartir espléndidamente lo que son y lo que poseen con quienes tienen menos.  Roguemos al Señor,

Celebrante: Oh Dios, hoy te pedimos no precisamente riquezas sino generosidad y confianza, no placer sino profunda alegría, no falsa y engañosa pretensión sino rectitud e integridad.  Y haznos sabios con la sabiduría de Jesucristo, tu Hijo, nuestro amigo y Señor. Amén.

 INVITACIÓN A ORAR CON EL PADRENUESTRO

Dios es nuestra única riqueza.  Por eso clamamos a él con las palabras de Jesucristo.  R/ Padre nuestro…

INVITACIÓN A LA COMUNIÓN

Éste es el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo.  Su vida y su palabra son el mayor don de Dios para nosotros y la riqueza de los que aceptamos ser pobres por amor.

Dichosos y sabios nosotros, si aceptamos su invitación y nos nutrimos de este pan de vida.  R/ Señor, no soy digno…

DESPEDIDA Y BENDICIÓN

Hermanos: El evangelio sigue retándonos a buscar satisfacción y seguridad

no en lo que poseemos, ni tampoco en la propia auto-felicitación por haber obedecido los mandamientos de Dios.

Si queremos ser realmente felices con una alegría que nadie nos la pueda arrebatar, vayamos a entregarnos sin reservas a Dios y a los hermanos que nos rodean pues ellos son nuestra verdadera riqueza y seguridad.

Que el Señor nos dé a todos esta sabiduría y fortaleza.  Y que la bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo descienda sobre ustedes y los acompañe para siempre.  R/ Amén.

Pueden ir en paz y seguir fielmente al Señor cada día que les conceda de vida.  R/ Demos gracias a Dios.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.