upc4

En tiempos post pandemia no hay que experimentar, sino recuperar el tiempo perdido

ALFREDO ARNOLD

La Secretaría de Educación Pública presentó un nuevo Plan de Estudios de Educación Básica, que se implementará como plan piloto a partir del 29 de octubre en cerca de mil escuelas (32 por entidad federativa).

De acuerdo con la extitular de la SEP, y hoy aspirante a la gubernatura del Estado de México, la maestra Delfina Gómez Álvarez, este nuevo plan “promueve la formación integral y humanista, desde la educación inicial hasta la superior, y garantiza la enseñanza de excelencia con base en los principios de inclusión, pluralidad y colaboración”.

Suena bien, pero por tratarse de un plan prácticamente desconocido, cuyo anuncio se hizo de manera sorpresiva, lo aconsejable sería estudiarlo profundamente antes de echarlo a andar.

El plan no tiene características de ser un proyecto formal de la 4T, pues de ser así se habría comenzado a trabajar desde el inicio del sexenio con Esteban Moctezuma, quien duró poco más de dos años como titular de la SEP antes de ser Embajador en Estados Unidos. Por su parte, la maestra Delfina Gómez Álvarez fue secretaria de Educación Pública únicamente 18 meses, y la nueva titular, la maestra Leticia Ramírez Amaya tendría menos de dos años para afinarlo. Así, de a poquito, no puede salir bien un proyecto que afecta a más de 25 millones de estudiantes de Educación Básica y más de dos millones de maestros.

No es una novedad que la educación resultó seriamente afectada durante los dos años críticos de la pandemia. El gobierno y los particulares hicieron gala de creatividad para ofrecer programas no presenciales, pero se estima que, aun con las facilidades dadas, cinco millones de estudiantes de todos los niveles abandonaron las aulas. Antes de la pandemia, la educación ya estaba en problemas. En la prueba PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos), México registró índices inferiores al promedio de los países de la OCDE. Quién sabe cuánto retrocederíamos más si se entra en una dinámica de cambio radical.

A lo largo de la historia universal, la educación se ha mantenido estable, cambia solo lo necesario de acuerdo a ciertas áreas del conocimiento, por ejemplo, en medicina e ingeniería. Actualmente, el elemento disruptivo es la tecnología digital, pero no va por ahí el nuevo Plan de Estudios, sino que propone “la resignificación del papel de la educación como una condición de la sociedad, indispensable para formar ciudadanos y ciudadanas con principios de igualdad sustantiva, solidaridad, reparación del daño, libertad, interculturalidad, justicia ecológica y social, e igualdad de género”, según comentó la Rectora de la Universidad Pedagógica Nacional, Rosa María Torres. Habría que explicar cada uno de esos conceptos.

Recientemente, escuché una entrevista que le hizo Joaquín López-Dóriga al doctor Ángel Díaz Barriga, investigador emérito de la UNAM, quien participó en la elaboración del nuevo Plan de Estudios. Señaló que este proyecto “se aleja del enciclopedismo para trabajar por programas, por proyectos o desde la enseñanza globalizada, lo que permite que los procesos de aprendizaje y de formación se den a partir de situaciones cercanas a la vida cotidiana de los estudiantes”. También habría que explicar lo que eso significa. Pero, según entendí, consiste en enseñar al alumno a partir del entorno más inmediato que le rodea: la familia, el barrio, la ciudad, y así en círculos concéntricos cada vez más amplios.

Admito que no tengo elementos para afirmar si este nuevo plan es bueno o no, pero considero que no es pertinente implementarlo ahora. Tenemos otros problemas educativos más urgentes, y en tiempos de post pandemia no es aconsejable experimentar, sino recuperar el tiempo perdido.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.