upc4

MICHELLE FLETES

Durante el Triduo Pascual, que es el periodo de tiempo que va del Jueves Santo al Domingo de Pascua, en el que se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús, el Cardenal José Francisco Robles Ortega encabezó los oficios en los que participaron cientos de tapatíos.
El Jueves Santo, en la Catedral Metropolitana se realizó la Misa Crismal. Estuvieron presentes más de 500 Sacerdotes de la Diócesis, quienes renovaron sus votos de obediencia y castidad. El Arzobispo de Guadalajara bendijo los óleos que se utilizarán en la recepción de algunos sacramentos. Participaron, además, los Obispos Auxiliares y se felicitó a los Sacerdotes que cumplieron 25 y 50 años en el ministerio. Durante homilía, el Cardenal invitó a los Presbíteros a que reflexionaran sobre el misterio de su elección y los exhortó a que lo llevaran a cabo en un clima de contemplación, oración, fe y agradecimiento, centrando la mirada en Jesús, según el testimonio de los Evangelios. “Basta sólo este testimonio para que nosotros, sus discípulos, lo tomemos como un imperativo, debemos aprender de Él, a vivir en oración; son varios los testimonios en los que se nos dice que Jesús se apartaba a lugares solitarios a orar, que pasaba la noche en oración y esto nos explica que todo lo que Él hacía era fruto del diálogo con su Padre, Dios”.

El Cardenal también destacó que el Papa Francisco ha invitado a los Sacerdotes a que este 2024 sea un año dedicado a la oración, que disponga al Año Jubilar Ordinario del próximo año: “Que lleguemos a la celebración del jubileo de la esperanza renovados y fortalecidos en nuestra fe por la gracia y la fuerza de la oración; si nosotros retomamos, nos convencemos, nos renovamos de la importancia de la oración de nuestra vida, no cabe duda que eso va a permear la conciencia de nuestras comunidades, el Papa quiere que todos como Iglesia nos preparemos a celebrar el Año Jubilar 2025”.

AMOR Y FE EN CRISTO
El mismo Jueves Santo, se realizó la Misa de la Cena del Señor, en la Catedral de Guadalajara y evocó aquella Última Cena, en la que se lleva a cabo el Lavatorio de pies, que mani esta el servicio y el amor de Cristo. El Viernes Santo la celebración principal fue la Pasión y Muerte de Jesús. Antes se realizó el Vía Crucis y la lectura de las Siete Palabras.
En tanto que el Sábado Santo, a las 8:30 p.m., se efectuó la Solemne Vigilia Pascual de la Resurrección del Señor. Se celebró que Cristo venció a la muerte y vive para siempre. Los signos del fuego y del agua, así como la escucha de la Palabra de Dios, recordaron que tenemos una vida nueva.
El Cardenal dijo que con la Resurrección surge la fe y la esperanza de una vida nueva. Cabe destacar que cientos los fieles católicos participaron en todas las actividades como símbolo de fe en Cristo.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.