upc4

José Andrés Guzmán Soto

Hoy en día no pocas personas tienen la idea de que la infancia, la adolescencia y la juventud son los momentos o etapas para estudiar, y quienes no hayan podido hacerlo perdieron un tiempo precioso en su vida para lograr una profesión y un mejor bienestar.

Hay otras personas que piensan que los conocimientos básicos de primaria y secundaria son suficientes para vivir, y en cuanto más pronto se trabaja, se tiene más éxito en la vida.

También están aquellas personas que no tuvieron la oportunidad de estudiar por circunstancias económicas o porque la estructura social los marginó de la posibilidad de estudio, y de una mejor educación para salir de la  pobreza y de la marginación.

Sin embargo, tras los profundos cambios sociales, económicos y culturales, la educación se vuelve un  imperativo categórico para toda la vida, pues nos exige comprender mejor al otro y comprender mejor la realidad donde vivimos en un entendimiento mutuo, de diálogo pacífico, en empatía y armonía. La educación durante toda la vida es una de las llaves de acceso al siglo XXI y responde al reto de un mundo que cambia rápidamente; una educación que genere y sea la base de un espíritu nuevo.

La educación del ser humano no tiene tiempos; desde nuestro nacimiento, hasta nuestra muerte, estamos en un proceso de aprendizaje continuo necesario, no sólo para sobrevivir, sino para vivir mejor y tener bienestar.

Vivimos en una sociedad educativa que constantemente nos está brindando nueva información y  conocimiento para facilitarnos un mejor desarrollo personal y una mejor convivencia social. Delors dice que la sociedad actual es una sociedad de la información, donde se desarrollan y multiplican las posibilidades de acceso a los datos y a los hechos, por lo cual la educación debe permitir que todos podamos aprovechar esta información, recabarla, seleccionarla, ordenarla, manejarla y utilizarla.

Una actitud de apertura al aprendizaje continuo, debe ser una de nuestras constantes; nos debe llevar a desarrollar la capacidad de “aprender a aprender”; de abrir nuestra mente y nuestro corazón a todos aquellos conocimientos, saberes y experiencias que nos brinda la sociedad de hoy.

Sigamos ese camino de aprendizaje durante toda la vida.

Tags: Eduación

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.