upc4

Lupita Venegas/Psicóloga

Lupita:

Me siento sola. Quisiera ser diferente y me reclamo a mí misma por tanto encierro y miedo. Pero siento que nadie me va a entender y que solo sentiré más frustración y soledad si salgo a buscar quién me escuche.

Karla Z.

Hermana mía, Karla:

Buscar ayuda profesional para gestionar sabiamente las emociones es fundamental, pero a la vez hay que procurar el bien de otros.

La experta en manejo emocional Chris Caron, publicó un artículo en el que denunciaba la existencia de una “epidemia de soledad” en Estados Unidos que se presentaba ya antes de la pandemia. En dicho artículo ella proponía la amabilidad hacia los demás como el verdadero antídoto a la soledad. 

Invitaba así a salir del egoísmo al altruismo.

No se trata de salir a ver quién me escucha sino de ver a quién puedo yo escuchar. Hoy sabemos que gozan de  salud emocional aquellos que se ponen al servicio de los demás. 

Reflexionemos con esta historia: El gigante egoísta, es un cuento de Oscar Wilde que describe un bello jardín. Era el jardín de un gigante que estuvo fuera por 7 años. Los niños del pueblo jugaban en él y disfrutaban del canto de las aves, el aroma de las flores y lo verde del follaje de los árboles. Un día, el gigante y dueño del lugar regresó y corrió a los niños. Construyó una barda alta y colocó un letrero que decía: propiedad privada.

Vino el invierno y todo se secó. El gigante odiaba el invierno y para colmo, éste se prolongó. En el pueblo ya era primavera pero su propiedad seguía fría y gris. Una mañana le sorprendió con la primavera de nuevo…los niños habían entrado por un boquete de la barda y el gigante concluyó:

-¡qué egoísta he sido!, son los niños los que traen vida  y alegría  a este lugar-

Entonces tumbó la barda y compartió con los pequeños todo lo que tenía.

Su jardín volvió a florecer y con la venida de cada invierno no se desalentaba pues sabía que era solo el descanso de la primavera y la esperaba ansioso cada año.

Vivió feliz  hasta hacerse viejo. Uno de los niños, vino por él en su último día diciéndole: un día tú me invitaste a tu jardín y fui feliz, hoy te invito al mío que es el paraíso.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.