upc4

ARMANDO GONZÁLEZ ESCOTO

Entre los diversos temas que nos presenta la agenda del año 2024, destaca, sin lugar a dudas, el asunto electoral. En efecto, en este 2024 tendremos elecciones tanto federales, como la estatal. Desde luego, no es noticia, ya desde hace meses, si no es que años se viene hablando en todos los medios y en todos los tonos, y por todo tipo de personas, de las próximas elecciones. Pero hay algunas cosas que deberíamos saber o recordar.
Primero, que todos los actuales precandidatos a elecciones federales o a la nuestra estatal, han estado haciendo campaña anticipada, contra lo que marca la ley, pero con el subterfugio de que son campañas internas, de las que el público en general debe desentenderse, así se lo estén gritando a todas horas y por todas partes. Esta actuación, ya de entrada, descalifica a nuestros políticos que, en sus ansias por servir a la comunidad, aplastan normas y legislaciones.
En segundo lugar, debemos ser todos muy conscientes de la enorme basura informativa que nos llega por todo tipo de medios y que, finalmente, acaba por desinformar a la gente tanto sobre el desempeño de los gobiernos actuales, como acerca de los candidatos, pareciera que vivimos en una época en que a todo mundo le parece que mentir es un buen medio para lograr tales o cuales metas.
En tercer lugar, prevengámonos ante discursos viscerales, exaltados, contundentes, que anulan nuestra capacidad de analizar y razonar, creando ambientes radicalizados, propiciados por personas que todo lo ven negro o todo lo ven blanco, y que afirman cuanto les viene a la cabeza sin ninguna posibilidad de demostrar lo que dicen.

Recordemos, en cuarto lugar, que todo cristiano debe actuar libre y responsablemente en la vida política de la nación, sin dejarse manipular por ningún tipo de extremos, apostando por un voto que nace de un análisis objetivo de lo que al país le conviene, sin amores pasionales ni odios carniceros.
Estemos también muy atentos frente a la mercadotecnia, pues así como en el campo del comercio anuncian increíbles ofertas a los precios más bajos, sin ser cierto, así también, cuando la publicidad se pone al servicio de la política, incurre en los mismos engaños, pues su propósito es encubrir, endulzar y elogiar, a cuanto candidato los contrate, para convertirlos en super héroes capaces de resolver todos los problemas, haciéndolos parecer cercanos, sensibles, populares, accesibles, muy conscientes y conocedores de los problemas y de sus soluciones, de esta mercadotecnia política llevamos ya muchos sexenios, sin que los resultados posteriores justifiquen lo que la mercadotecnia ofreció.
Por último, démonos la oportunidad de evaluar con objetividad y sin pasiones desatadas la gestión anterior de quienes ahora son candidatos, y de sus partidos, a los gobiernos estatales o al federal, a las alcaldías, a los congresos, y demás puestos de elección popular, tengamos la honestidad de reconocer sus aciertos y sus errores, y dejemos de “reenviar” cuanta información nos llega sin antes cerciorarnos de que es cierta y valiosa.

armando.gon@univa.mx

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.