upc4

Salvador Y Maldonado Díaz

El campo maicero mexicano se encuentra entrampado en una de sus crisis más severas en la historia. Un botón de muestra: el país es uno de los líderes internacionales en la importación de este grano.
Un dato duro al respecto: las cifras oficiales indican que México importó 19.7 millones de toneladas en 2023, contra 17.3 millones en 2022. En el caso del frijol, la importación subió de 84 mil a 312 mil toneladas, según lo informó el despacho del Grupo Consultor de Mercados Agrícolas.

Los factores en contra para la agricultura del maíz se juntaron: la caída del precio internacional (lo que facilita la importación junto con un dólar barato), el desmantelamiento del sistema de apoyos oficiales que se tenían en el sexenio pasado, hasta la aguda sequía del año pasado que derrumbó la producción del ciclo de temporal y que ha reducido la superficie de siembra con riego para el ciclo de invierno.

En Jalisco fue drástica la caída del volumen cosechado de maíz. Agustín Ballesteros, agricultor de La Barca, reconoció que en su caso, se tuvieron mermas de 30 por ciento en siembra de temporal. Como ejemplo, hizo notar que en algunos casos de esperarse 2 y media toneladas por hectárea, se obtuvieron 750 kilogramos.

José Enrique Acevedo, un experimentado asesor en producción de maíz, resalta que se requieren medidas de fondo para una producción rentable y sostenible que permita revertir la crisis del maíz, lo que debe empezar por el mejoramiento de los suelos con técnicas adecuadas de labranza, lo que trae variados beneficios, como la retención de humedad y elevar la calidad nutricional de las tierras de cultivo.

También adujo que se requiere de medidas para controlar a fondo los riesgos del mercado que suponen alzas y caídas del precio internacional del maíz, como son las coberturas y la agricultura por contrato, además de un esquema de financiamiento enfocado al sector agroalimentario, entre otras acciones.
Este consultor ha señalado que se ha caído en una discusión estéril, sobre si se compra o no maíz transgénico importado, cuando ante la falta de suficiente maíz mexicano, no queda otra alternativa que recurrir al grano genéticamente modificado, como de hecho ocurre con el aumento de las importaciones.
Héctor Lozano, productor de maíz y trigo de Atequiza, refirió que además de los golpes de la falta de lluvia, los productores han tenido con la falta de seriedad de la empresa oficial Segalmex, la que ha regateado los apoyos prometidos para la comercialización de trigo y ha iniciado con mucha lentitud lo relacionado con los pagos del maíz.

OTRO DATO
En la opinión pública, el desorden del mercado del maíz de Sinaloa, cuya producción de 6 millones de toneladas no se comercializó adecuadamente con las nuevas reglas establecidas por el Gobierno Federal. Basta señalar que sigue en bodegas un volumen de 2 millones de toneladas, según denuncias de organizaciones de productores.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.