upc4

“En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios.” 1 Juan 3:10.

Román Ramírez Carrillo

La justicia es un clamor en el país. A continuación lo que es la justicia en la visión de la Iglesia: El Papa Francisco, con ocasión de la Cumbre de Jueces Panamericanos sobre Derechos Sociales y Doctrina Franciscana, recordó a los jueces que “al igual que los movimientos sociales”, también ellos “son poetas”. Y explicó los motivos: “El poeta necesita contemplar, pensar, entender la música de la realidad y
plasmarla en palabras. Ustedes, en cada decisión, en cada sentencia, están frente a la feliz posibilidad de hacer poesía: una poesía que cure las heridas de los pobres, que integre el planeta, que proteja a la madre Tierra y toda su descendencia.
Una poesía que repare, redima, y nutra”. Y al finalizar, los exhorta a que nunca olviden que una poesía que no transforma “es solo un manojo de palabras muertas”.
“La justicia consiste en dar a cada uno lo que le corresponde (Aristóteles); y también, de retribuir lo que
le corresponde a quien ha realizado algo en función de un acuerdo”, son algunas de las palabras que se leen en el mensaje de la Iglesia en México con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, celebrado en febrero de este año.
Al mirar la Sagrada Escritura, eso que le corresponde a cada persona no depende de la medida humana de la distribución o el merecimiento en función de una acción, sino “del ser mismo de la persona”. Y así “cada persona tiene derecho a tener lo que le corresponde para su existencia digna, como imagen de Dios”.

LA JUSTICIA EN NUESTRO ENTORNO: UN DIAGNÓSTICO
La justicia en Jalisco presenta aristas muy preocupantes. Según el estudio realizado por la organización México Evalúa, denominado Justicia a la Medida, nuestro Estado está a la mitad de la tabla nacional en los indicadores sobre la calidad de su sistema de justicia. En confianza en la justicia, Jalisco ocupa el lugar número 15.
Por su importancia social, cultural y económica, nuestro Estado debería estar entre los primeros lugares.
México Evalúa estableció siete indicadores que permiten medir la calidad de la justicia: confianza, homicidios, denuncias, trato satisfactorio a las víctimas, presunción de inocencia, proceso penal justo y cárcel digna y segura.

Todos los datos se obtuvieron de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y de las estadísticas e informes de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.
LA CONFIANZA
En la confianza en el sistema de justicia, que se refiere a los policías estatales y ministeriales, los ministerios públicos o fiscales y jueces, Jalisco ocupa el lugar número 15, con una calificación negativa
de -1. La media nacional es de -6.9.
La confianza se alcanza cuando hay un equilibrio entre “dos atributos principales: legitimidad y eficacia”. Una mala experiencia con la detención por parte de la policía, por ejemplo, puede definir la opinión que se tiene de toda la cadena, hasta los jueces.
Sobre la percepción que tienen los jóvenes, el estudio señala que 73.3 por ciento de la población de 18 años en Jalisco considera que la inseguridad es el problema más importante en nuestro Estado.
LA TASA DE HOMICIDIOS

Otro indicador muy preocupante es el número de homicidios. Tomando en cuenta el número de homicidios en cada Estado, según datos del INEGI, por cada 100 mil habitantes, tenemos que de 1990 a 2014, Jalisco presenta un promedio de 11.1, mientras que en el 2012, el 20.4. Durante lo que va de 2021,
la tasa de homicidios se estima en 23 asesinatos por cada 100 mil habitantes, por debajo de la media nacional de 26.
En este sentido, los especialistas en temas de justicia refieren que los contextos de altas tasas de homicidio indican gobiernos que fallan en su misión básica de proteger la vida. Esta medición de la
violencia extrema que vivimos confirma una debilidad del estado de derecho que pone en riesgo la oferta de justicia.

Se perdió la confianza en las instituciones

Las denuncias no se hacen

Las denuncias como indicador miden la confianza en las instituciones. Jalisco ocupa el lugar 12 en el
porcentaje promedio de delitos denunciados en relación con los cometidos, con 21.7 por ciento. En este caso, está por arriba de la media nacional, que es de 19.1 por ciento.
El problema es que la entidad ha ido a la baja en el tema de las denuncias. En 2010 se denunciaba 26.1 por ciento de los delitos, mientras que al año siguiente bajó a 23.3 por ciento. Para 2012, el porcentaje llegó a 21.9, mientras que para 2013 ya era de 19.9 por ciento. En el 2014, solo se denunció 17.6 por ciento de los delitos.
Datos del SNSP establecen que, de enero a noviembre del 2021, Jalisco se posicionó por debajo de la media nacional en delitos cometidos por cada 100 mil habitantes. En este mismo periodo, Jalisco también se ubicó por debajo de la media nacional en víctimas de homicidio doloso. Sin embargo, nuestro Estado se ubica como la sexta que más ha perdido la confianza de los ciudadanos en sus instituciones para acudir en busca de justicia.
EL TRATO AL PRESENTAR LAS DENUNCIAS
El cuarto indicador, sobre el trato que se recibe al presentar una denuncia, también basándose en ENVIPE, aquí, Jalisco ocupa el lugar 14, con una calificación de 54.9. Es complicado acudir al Ministerio Público, según el tiempo que se tarda en presentar una denuncia; es muy alto el número de personas que
tardan más de tres horas presentando una denuncia. En el caso de denuncias por abuso o violación, las autoridades revictimizan a los denunciantes.
LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA
La presunción de inocencia es una de las bases del nuevo sistema penal, pero existe un problema cultural, en el que el mexicano se resiste a que los delincuentes no vayan a la cárcel, aunque se trate de un delito menor. Para medir este rubro, se toma en cuenta la población en prisión por cada 100 mil habitantes;
Jalisco ocupa el séptimo lugar en el promedio 2012-2015, con 126.7 presos por cada 100 mil jaliscienses.
CÁRCEL DIGNA Y SEGURA
Justicia a la Medida aborda el tema de la cárcel digna y segura. Tomando como referencia el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Jalisco es la quinta entidad mejor evaluada, con 7.07; sin embargo, tiene el problema de la sobrepoblación de sus centros penitenciarios, pues es la quinta peor entidad al rebasar 71.9 por ciento su capacidad carcelaria, solo
superada por el Estado de México, Nayarit, Hidalgo y Morelos.
Todo Estado, para gobernar, tiene una política anticrimen, y los componentes estratégicos son una política de prevención, una política de persecución penal y una política de sanción e inserción.
LOS RETOS PARA LAS AUTORIDADES
De acuerdo con Insight Crime, en México proliferan las organizaciones criminales más grandes, sofisticadas y violentas del hemisferio; han florecido desde hace mucho tiempo en el trasiego
de estupefacientes hacia los Estados Unidos, el país mayor consumidor de drogas. No solo se dedican al contrabando de drogas, sino también lo hacen con armas y personas; y sus enormes ganancias son lavadas e inyectadas en la economía nacional.
Ante este panorama, el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) recién ha publicado su estudio Hacia la modernización del sistema de justicia criminal en México: Reflexiones y propuestas.
El estudio señala que México es uno de los países latinoamericanos que más se han tardado en implementar una reforma a su sistema de justicia criminal, debido principalmente a su sistema político federal.
Propone, en concreto, que se deberán priorizar delitos para una persecución penal efectiva; esto es, tener
una política criminal con una visión sistémica para dirigir recursos y asignar responsabilidades de manera más eficiente para prevenir, perseguir y sancionar el delito.
Asimismo, se debe implementar un plan de persecución penal a nivel federal y estatal, esto es, separar las funciones de la fiscalía federal de las estatales, según el tipo de delito.
Asignar el personal de acuerdo con el nuevo perfil institucional; se requieren nuevas habilidades en el
personal. También, mejorar el acceso a información de calidad para la investigación criminal y que la fiscalía cuente con una Unidad de Análisis Criminal para tener una visión nacional del mapa del crimen.
Se olvida que lo que realmente es importante en la justicia es el ciudadano. El de a pie. El que viene a tocar la puerta para pedir justicia, y de eso se ha olvidado el poder judicial.

Prevalece la idea en los ciudadanos de que el poder judicial está inmerso en la injusticia, la corrupción y la opacidad.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.