upc4

*Dr Actitud

En algún lugar del tiempo y el espacio vivía el pequeño Agus, un niño que -como muchos -pasaba cada noche de Navidad en su cama, luchando por permanecer despierto para ver, o al menos escuchar, al Niño Dios trayendo sus regalos.

La escena se repetía año tras año, hasta que cierto día, como era inevitable, se enteró que los regalos se los daban sus papás…

El tiempo siguió transcurriendo y el pequeño Agus fue pasando de la ilusión de la Navidad a la molestia de saber que “El Niño Dios” que te trae los regalos no existe y pensar en “el constante engaño navideño” de sus padres.

Varios años más tarde, Agustín -el antes “pequeño Agus” -, comenzó a trabajar en un internado de niños ciegos, donde todo trascurría en monótona rutina hasta que en la fiesta de Navidad “le tocó” entregar los regalos a los niños.

-¡Ya viene el Niño Dios! -exclamaron los niños al escuchar el crujir del papel de regalo-. Al escucharlos, Agustín quedó estupefacto, ya que fue en ese momento que cayó en cuenta, a través del comentario de los niños, que no es que el Niño Dios no exista, sino que Dios nos invita a participar de su amor y quiere manifestarse a través de nuestras buenas obras. -Gracias a su ceguera, estos niños ven mejor que yo – pensó –sí existe el Niño Dios, sólo que a Él le gusta actuar a través de nosotros…

A partir de ese descubrimiento, la vida de Agustín cambió, llenándose de la alegría de poder repartir sonrisas y participar de la Obra de Dios.

Nosotros también podemos cambiar nuestra vida del mismo modo, aunque no necesariamente repartiendo regalos: basta una sonrisa, una llamada o una mirada llena de amor para convertirnos en un “Niño Dios honorario”.

Esta Navidad y todos los días, te deseo lo mejor: que tengas una actitud de Niño Dios honorario.

“Sobrevivimos por lo que recibimos, vivimos por lo que damos”.

*Dr. Juan Pablo Aguilar. Conferencista

facebook.com/DrActitud

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.