upc4

MTRO. ARNOLD OMAR JIMÉNEZ RAMÍREZ

En marzo de 2021, el jefe del Comando Norte de Estados Unidos (US Northcom), el general Glen VanHerck, estimó que los cárteles del crimen organizado operan en alrededor del 30 al 35 por ciento del territorio mexicano, “en áreas que son con frecuencia ingobernables”, causando muchos de los problemas que está enfrentando la Unión Americana en la frontera con México. Desde entonces se ha ido agudizando el debate sobre la influencia cada vez más “omnipresente” en los distintos ámbitos de la vida pública, a tal grado, que ya no se habla sólo de un Estado fallido, sino de un Estado gobernado no por el crimen organizado (fenómeno complejo con diversos matices) sino concretamente por el narcotráfico, una expresión del crimen organizado, por cierto la más cruel, violenta e inhumana por sus métodos y formas con las que ha ido controlando, en efecto, grandes extensiones del territorio nacional.
La pregunta es: ¿Hay señales de que nuestro país se está mutando a un narco-Estado? Pongamos los hechos sobre la mesa: es imposible negar la realidad.

1.- El narcotráfico patrulla las calles, caminos y carreteras. La expresión popular: “aquí la plaza nos cuida”, que suena aquí y acullá es evidencia de cómo en las calles manda el narco; lo mismo pasa en las carreteras: Carlos Enrique Barajas, presidente de La Asociación de Industriales del Estado de Michoacán, A.C. (AIEMAC), asegura, “hablando de este tema, efectivamente hay una afectación y hay un tema de complicación para circular”. Estados Unidos ha emitido alerta a sus viajeros por riesgo criminal en carreteras de Valle de Mexicali, Chihuahua, Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas. De los grupos criminales, cuatro dominan el país: Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cártel del Pacífico, el cártel del Golfo y Los Zetas. Tan sólo en 2023 hubo más de 45 balaceras en las principales carreteras del país y más de mil 200 camiones de carga y autotransporte se les afecto directamente.
2.- El narcotráfico regula el acceso a determinadas zonas. Particularmente en las zonas conocidas como Jalmich (Jalisco – Michoacán), en Guerrero (Tierra caliente), en Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y últimamente en Oaxaca y Chiapas.
3.- El narcotráfico dispersa manifestaciones, como el Caso de Guerrero, cuando el grupo delincuente de los Tlacos se lanzó en contra de la ciudadanía que harta, molesta e indignada por sus abusos se quiere manifestar públicamente y no puede hacerlo por las amenazas de quienes tienen las armas.
4.- El narcotráfico sanciona a quienes no cumplen sus leyes. Los golpean (tablean) en las calles a plena luz del día; los humillan y suben los videos a las redes sociales para amedrentar, generando indignación e impotencia frente a la ineptitud de la autoridad local y federal.
5.- Además, el narcotráfico cobra ya derechos municipales. Cobra impuesto a la producción a aguacateros, limoneros, polleros, entre otros. Ahora cobran también impuesto predial y lo más grave, le cobran el derecho de piso a los pequeños negocios, a aquellas personas que con dificultades heroicas mantienen sus negocios de pie, a pesar del embate de estos grupos criminales.
6.- El crimen organizado cobra impuesto a las comunidades parroquiales por sus fiestas patronales. Ocurre en la región Valles, desde Tala hasta Etzatlán, amenazando a los Párrocos, asustando a los parroquianos y queriendo controlar el dinero que generan estos eventos.
7.- El narco detiene Obispos, ha pasado en el Norte de Jalisco, y más recientemente le pasó a Mons. Eduardo Cervantes Merino, Obispo de Orizaba, en la autopista Puebla – Veracruz, el 5 de abril pasado.
8.-El narco imparte justicia, su justicia, sin contrapeso alguno, pero sí con un “regaño” presidencial: “los voy a acusar con sus abuelas”.

Da la impresión de que la próxima elección no se trata sólo de contrastar propuestas: la cuestión de fondo es si deseamos que el narcotráfico, y el crimen organizado sigan creciendo y terminen por gobernarnos en su totalidad bajo la idea de “abrazos, no balazos”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.