upc4

Utopía de la
Justicia

LUIS SÁNCHEZ

¿Es la justicia una utopía inalcanzable? El pasado 17 de julio, se conmemoró por vigésimo quinto año, el Día Mundial de la Justicia Internacional, con motivo de la aprobación del Estatuto de Roma por parte de 120 países miembros de la Organización de las Naciones Unidas, para constituir la Corte Penal Internacional en 1998.
En la búsqueda por alcanzar esta utopía, los Estados miembros se comprometieron a dos objetivos centrales: ser solidarios con las víctimas de crímenes de lesa humanidad, genocidios y crímenes de guerra; y actuar a través de un apoyo permanente al sistema de justicia internacional, empezando por tomar acciones dentro de su propio territorio. Partiendo del ámbito nacional, es posible exportar resultados al ámbito internacional. En este sentido, México, ocupa el penoso puesto 137 de 163, en el Ranking de Paz Global (GPI, 2022); un país donde de cada 100 delitos que se cometen, solo 6.4 se denuncian y de cada 100 delitos que se denuncian, solo 14 se resuelven. Esto quiere decir que la probabilidad de que un delito cometido sea resuelto, es tan solo del 0.9%.

Aunado a esto, vivimos en un país donde gran parte de la población no confía en las instituciones públicas encargadas de velar por la justicia, por ejemplo la policía. De acuerdo con Ipsos, empresa francesa de investigación de mercado, de 29 países, la población mexicana ocupa el segundo lugar en tener menos confianza hacia las instituciones de seguridad. En México, 24% de la población declaró que no tiene nada de confianza ante los policías y militares que vigilan las calles, 35% dijo tener no mucha confianza, 30% asegura tener algo de confianza y tan sólo 9%, le tiene mucha confianza.
Un Estado con estas cifras, pierde legitimidad en cuánto a sus aportaciones al Sistema Internacional, ya que no se puede ser “candil de la calle, oscuridad de la casa”. Por ello, una de las tareas más urgentes y que ha quedado pendiente por parte de las últimas administraciones (independientemente del color partidista), es la búsqueda de la justicia; como ciudadanos, debemos exigirle al gobierno que de una vez por todas tome acciones: un mayor presupuesto en la procuración de justicia que se vea reflejado en un porcentaje más alto de resolución de delitos; mayor inversión en mecanismos que otorguen confianza a los ciudadanos para denunciar; observatorios ciudadanos que produzcan información confiable y evalúen a nuestras autoridades; fortalecer el Servicio Civil de Carrera de los servidores públicos encargados de brindar el servicio de seguridad y procuración de justicia; reforzar los mecanismos de control, evaluación y sanción de los órganos internos de control, visitadurías, unidades de asuntos internos o consejos dentro de las instituciones de seguridad y justicia, son solo algunas de las acciones que hoy por hoy, se pueden comenzar a ejecutar para poner al centro de la vida de las personas, la justicia.
En la medida en que se eliminen los factores de exclusión social y se valoren los costos que generan la alta criminalidad, violencia e impunidad, se podrán cerrar las brechas y desarrollar medidas que permitan a la ciudadanía acceder a políticas sociales focalizadas en mejorar la interacción de la población con sus pares y con la autoridad. Estos temas deben ser un eje central dentro del proyecto de nación que presenten los candidatos rumbo a las elecciones del 2024, tanto del oficialismo, como de la oposición, en aras de subsanar esa deuda histórica que han tenido todos los partidos políticos, con nuestro país.

Finalmente, retomo parte de una frase de Galeano, quien decía que la utopía, aunque inalcanzable, tiene otro fin, el de caminar en busca de ella, por lo que no hay que perder la esperanza, pero sí luchar a partir de la misma.
Nos leemos la siguiente semana y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar desde espacios más informados, que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.