upc4

JORGEROCHA
ACADÉMICO DEL ITESO

El fin de semana pasado se reunió el Consejo Nacional del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), donde se decidió el proceso para elegir a su candidata o candidato para la presidencia de México. Algunos de los aspectos más relevantes son:
a) El 16 de junio es la fecha para registrarse en el proceso; para ello, los que aspiren a contender deberán dejar sus actuales cargos públicos, éste es un requisito indispensable.
b) Estas pre-campañas disfrazadas serán del 19 de junio al 27 de agosto.
c) Del 28 de agosto al 3 de septiembre se realizarán las encuestas para designar a la candidata o el candidato.
d) El día 6 de septiembre se comunicará quién será la abanderada o abanderado de Morena para buscar la presidencia de México.
e) Hay una serie de reglas para los aspirantes, entre las que están: no utilizar recursos públicos, no acarrear personas, no dar entrevistas a medios contrarios a la 4T, no hacer alianzas “inconfesables”, no participar en debates con otros aspirantes, entre otras.
Esto significa que en los siguientes días los aspirantes deberán renunciar a sus cargos, tendrán que generar sus equipos de pre-campaña y deberán hacerse de apoyos para recorrer el país en los próximos 70 días.
Ahora bien, ¿qué implicaciones políticas tiene este “banderazo” de Morena a sus pre candidatos, tanto en la propia dinámica del partido, como en el resto del escenario político nacional?
Van algunas consideraciones:

  1. La elección presidencial del año 2024 ya comenzó, tendremos diez meses de campaña político-electoral, donde la candidata o candidato de Morena tendrá al menos cuatro grandes etapas: las precampañas frente a la encuesta nacional; la gira de agradecimiento por el apoyo recibido; las precampañas políticas formales; y la campaña electoral propiamente dicha. Esto implica que, en lugar de tres meses, la abanderada(o) de Morena tendrá siete meses más de exposición política que cualquiera de sus adversarios.
  2. El día 6 de septiembre, cuando esté definida la candidatura presidencial de Morena, vendrán en cascada el resto de candidaturas de este partido: 64 de senadores, 300 de diputados, 9 de gobernadores y cientos de presidencias municipales. Esto implicará un arduo proceso de negociación de Morena con sus aliados y con los grupos políticos “perdedores” en función de hacer operación “cicatriz” y que todo mundo se suba a las campañas del 2024. El partido del presidente tendrá al menos cuatro meses para resolver posibles conflictos internos.
  3. Habrá que ver la interacción y el equilibrio de fuerzas que habrá entre el Presidente en funciones y el posible sucesor, ya que tendremos un escenario político inédito en México, donde casi un año antes, López Obrador sabrá quién lo puede sustituir, asumiendo que, en este momento del país, las probabilidades de que el abanderado o abanderada de Morena gane la elección del 2024 son muy altas.
  4. El reloj político no sólo comenzó a correr para el partido del Presidente, también empezará a presionar a las oposiciones a Morena. Cada día que pase a partir del próximo 19 de junio es un día ganado para el partido oficial y es un día perdido para la oposición política. El PAN, el PRI, el PRD y MC ya están contra-reloj, pues primero deberán dirimir si van en alianza, para qué candidaturas, en qué elecciones locales, luego tendrán que decidir los métodos de elección de las candidaturas y enseguida deberán colocar a sus abanderadas y abanderados. Todas estas operaciones implican tiempo, y entre más se tarden en hacer lo sus posibilidades de ganar se acortan. Aunque no lo quieran, ya están subidos de lleno en la arena electoral del año 2024.
  5. Las y los pre-candidatos de Morena serán “vistos en acción” por parte del Presidente durante los próximos 70 días. Más allá de los resultados que generen las encuestas, López Obrador podrá ponderar el desempeño de sus posibles relevos en la arena electoral concreta, será un ensayo electoral que le permitirá tener una mejor decisión y que ayudará a corregir, desde antes de comenzar, los posibles errores de su candidata o candidato desde antes de comenzar el proceso electoral formal. Dicho de otra forma, estas pre-campañas electorales permiten analizar quiénes “conectan” más con la población y podrán corregir debilidades de antemano.

Así las cosas, Morena ya se adelantó. Está muy claro que el Presidente López Obrador está empeñado en la continuación de su proyecto político y en asegurar a su mejor sucesor.

Correo electrónico:
jerqmex@hotmail.com

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.