upc4

JOSÉ MANUEL RAMÍREZ
PARROQUIALES.COM

El pasado viernes 28 de junio se desplomó el techo del templo “viejo” de la Parroquia San José Obrero, que se localiza en la colonia Obrera, de la localidad de Tala, Jalisco, no se reportaron pérdidas de vidas humanas ni personas lesionadas, gracias a la oportuna intervención de los Sacerdotes de la comunidad y de las autoridades municipales de Protección Civil y Bomberos de Tala.
Días anteriores a este incidente salió una grieta en el techo y en el muro lateral derecho del templo, lo que llamó la atención de los trabajadores que realizaban trabajos de mantenimiento en la azotea de templo, por lo que de inmediato dieron aviso al Párroco Francisco Javier Montes Castillo y al Padre Raúl de Jesús Díaz Saldaña, quienes decidieron solicitar la presencia de Protección Civil, mismos que realizaron una profunda revisión del inmueble.

Los elementos de la Dirección Municipal de Protección Civil y Bomberos decidieron que era necesario el acordonamiento del lugar, así como su clausura y la acción de demolerlo para evitar un riesgo a los fieles que ahí se congregan.
Los trabajadores de la Parroquia, apoyados por los Sacerdotes y algunos laicos, pudieron rescatar algunas imágenes que se encontraban al interior del templo, además de las bancas que fueron llevadas al templo nuevo de esta comunidad parroquial.

A las 6 de la tarde del día 28, comenzó en el templo nuevo la tanda de Confesiones de las personas que el sábado 29 de junio recibirían el sacramento de la Confirmación; apenas se estaban dando las indicaciones para esta celebración, cuando el techo del templo se vino abajo, lo que distrajo la atención de los fieles que se encontraban en esos momentos en la Parroquia.

El sábado 29 de junio, por la mañana, comenzaron los trabajos de demolición de las bardas laterales del templo, apoyados por maquinaria del gobierno municipal de Tala y bajo la supervisión de los elementos de la Unidad Municipal de Protección Civil.
Ese día se pudo rescatar un cuadro de la Virgen de Guadalupe que quedó intacto, y el Sagrario que estaba vacío porque antes del acordonamiento se logró trasladar la reserva del Santísimo Sacramento al templo nuevo.

El templo que sufrió este colapso era utilizado para las celebraciones Eucarísticas de entre semana. Las celebraciones litúrgicas se continuarán realizando en el templo nuevo, que se viene construyendo desde hace aproximadamente nueve años.

Cabe destacar que la Parroquia cumplirá 50 años el 1 de mayo de 2025. Algunos fieles aseguran que el templo colapsado tendría entre 50 y 53 años de construcción. La capacidad era para aproximadamente 120 personas.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.