upc4

LUPITA VENEGAS / PSICÓLOGA

QUERIDA LUPITA:
Después de pasar por una experiencia profundamente dolorosa (perdí a un amigo por suicidio), encontré refugio en Dios. Aunque sigo sin entender el dolor humano, he puesto toda mi confianza en Él. He encontrado una misión y quiero sumar mis esfuerzos a favor de la cultura de la vida. ¿Por dónde empiezo?
Gerardo F

HERMANO MÍO, GERARDO:
El dolor humano puede conducir a la angustia y desesperación, como sucedió con tu amigo, o bien, a
la madurez y plenitud humana, como sucede ahora contigo. Tu sufrimiento te ha ayudado a discernir lo
esencial de lo superficial.
POR DÓNDE EMPEZAR?
La enseñanza bíblica nos dice: “Todo lo que es verdadero y noble, todo lo que es justo y puro, todo lo
que es amable y digno de honra, todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza, debe ser el objeto de sus pensamientos. Pongan en práctica lo que han aprendido y recibido, lo que han oído y visto en mí, y el Dios de la paz estará con ustedes” (Fil. 4, 8-9).

Hoy las ciencias de la conducta admiten que es necesario enfrentar la vida desde el lado positivo de la persona y sus circunstancias.
Martin Seligman, siendo director del departamento de psicología en la Universidad de Pensilvania, planteó en 1968 los fundamentos de la psicología positiva. En ella se explora qué es lo que hace que la vida valga la pena para las personas. Busca entender las emociones positivas, incrementar las fortalezas y las virtudes, promover el potencial humano y la búsqueda de la excelencia.

Una premisa fundamental de la psicología positiva es que el bienestar humano y la búsqueda de la excelencia son tan auténticos como la enfermedad y los desórdenes psicológicos (Domínguez Bolaños).

Como cristianos, nos corresponde transfigurarnos en Cristo, poner en práctica lo que de Él hemos
aprendido, ser instrumentos de paz y esperanza entre nuestros hermanos. Recomiendo tres acciones
concretas que nos permitirán iluminar el lado positivo de la vida:

1-. Difundir buenas noticias. Compartir acontecimientos que resulten inspiradores y ejemplares.

2-. Leer la exhortación apostólica: Gaudete et exultate, y asumir el llamado a la santidad en el mundo de hoy. Hacer el bien sin desfallecer.

3-. Formar parte activa de la Iglesia, integrándonos a comunidades católicas que perseveran en la fe.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

1 comment

Avatar
Adriana Méndez wq agosto 28, 2022 - 10:34 pm

Gracias a Dios lo encontré esto de la tecnología no es lo mío muy a agradecida con toda su eneñanza si la verdad si cuesta pero con la mano de Dios es más ligera la carga

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.