upc4

Pbro. José Manuel Anceno Rivas

Fuerte llamado hizo el Cardenal José Francisco Robles Ortega, desde la Basílica de Guadalupe, el pasado jueves 12 de abril, a reconocer la propia dignidad y respetar la dignidad de los demás, valorándolos como hermanos que son, hijos del mismo Dios y de la santa Virgen de Guadalupe. “Llegar a la casa de la Madre de Dios es llegar a nuestra propia casa. Es la gran oportunidad que tenemos de reconocer nuestra dignidad de hijos de Dios, porque todos valemos lo mismo ante Dios, todos tenemos el mismo valor”.

RESPETAR Y CUIDAR LA DIGNIDAD PROPIA Y DE LOS DEMÁS
El segundo jueves de Pascua es la fecha de la peregrinación de la Diócesis de Guadalajara al más importante santuario mariano en México. Por eso, el titular de la Iglesia particular, acompañado de cuatro de sus Obispos Auxiliares, de 21 Sacerdotes y feligreses de una veintena de Parroquias, se postraron ante la venerada Imagen de Guadalupe para rezar el santo Rosario y posteriormente participar en la santa Misa. Y fue ahí donde el Cardenal José Francisco levantó la voz recordándole a la feligresía que “Dios nos dio a su Hijo para que, muriendo por nosotros, nos rescatara, nos librara, nos devolviera la vida que nosotros perdimos por el pecado. Nuestra dignidad perdida por el pecado, gracias a la muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo, nosotros la podemos recuperar”. Hizo un llamado firme a saber reconocer en cada una, en cada uno de nuestros hermanos su dignidad y al respetarla, la cuidemos, la valoremos, porque María, como madre, nos quiere unidos.

RECUPERAR LA COMUNIÓN DONDE EXISTE DIVISIÓN
“El no reconocer nuestra propia dignidad y no respetar la de los demás, nos divide, nos aleja, nos dispersa, nos confronta, nos pone en pleito unos con otros y eso no quiere de nosotros sus hijos. Al venir ante Ella, al estar en su casa tenemos que tomar conciencia de nuestro valor y queremos llevarnos el compromiso de reconstruir las relaciones fraternas donde están rotas.
Recuperar la comunión entre todos donde existe división. Queremos retomar el respeto que nos debemos a nosotros mismos y que debemos a los demás”. Lamentó la situación que se está viviendo en cada estado de la República y dijo:

“Qué triste es ver a un México dividido, enfrentado, en lucha fratricida donde los hermanos se destruyen. Por eso, tomemos conciencia de nuestra dignidad, de nuestro compromiso de vivir en la unidad, en la comunión de hermanos. Sólo así podemos ser corresponsables en la construcción de un México más en paz, donde la reconciliación y el perdón ayuden a tener un país más justo para todos, sin distinciones”.

NOTABLE PIEDAD DE QUIENES PEREGRINARON
Poco a poco, luego de la pandemia, el número de peregrinos va aumentado, señaló el Padre José Luis García Quiñones, actual encargado diocesano de motivar y organizar la presencia de las Parroquias en la Basílica de Guadalupe, no sin antes desear que la apatía y el desinterés de peregrinar desaparezca. Agradeció y felicitó a los Sacerdotes que motivaron a sus parroquianos a asistir. Parroquias como Santa Mónica, de La Barca; el Señor de la Misericordia, de Magdalena, los Santos Crispín y Crispiniano; San Antonio de Padua, de la Colonia Moderna; El Tepeyac; El Rodeo; Toyahua de Abajo, de Nochistlán, Zacatecas; Jesús del Gran Poder, entre otras, se hicieron presentes con gran devoción y gratitud a la Morenita del Tepeyac a quien encomendaron sus familias, y comunidades parroquiales.

DESDE 1837 LAS PEREGRINACIONES DIOCESANAS
Cabe señalar que el origen de las peregrinaciones diocesanas al Tepeyac viene desde 1837 cuando hubo un concordato entre los Obispos de la República Mexicana en que ellos se comprometieron a que cada 12 de mes, desde enero hasta octubre, una Diócesis organizara una función religiosa en la Colegiata de Nuestra Señora de Guadalupe. Trataban de que las fechas que le tocaba a cada Diócesis dependieran del orden de antigüedad de su erección, aunque esto no siempre se logró. Primero estaba la Arquidiócesis de México, enseguida Puebla, Michoacán, Antequera Oaxaca, Guadalajara, después Yucatán, Durango, Linares…

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.