upc4

Hablan los nuevos coordinadores de Retrouvaille. En
septiembre habrá nuevo Fin de Semana.

PBRO. JOSÉ MANUEL ANCENO RIVAS


“De nitivamente, estamos ilusionados y comprometidos para seguir ayudando a matrimonios que
deseen sanar las heridas que no les permiten ser felices”. Quienes así hablan son Cecilia Gómez y Raúl
Güitrón Robles, esposos jaliscienses, elegidos para coordinar el programa Retrouvaille, una línea de
vida para matrimonios, que está dirigido a esposos con problemas, fríos y distantes, pero también para
esposos que quieren lograr una relación conyugal más estable.

Miedo, lágrimas y reclamos a Dios.
Los entrevistados para Semanario señalaron que se conocieron en una rondalla juvenil de la Parroquia Inmaculado Corazón de María, en la colonia Independencia, de Guadalajara. Después de cuatro años de novios decidieron casarse; lo hicieron en 1985, en el templo de San Agustín. Difíciles fueron los primeros años de matrimonio, no por conflictos conyugales, sino por la dificultad de no poder tener hijos. “Yo tenía
mucho miedo”, señala ella; “no faltaban las lágrimas en nuestros ojos y los reclamos a Dios”, apunta él. Pero su fe se mantuvo firme y su servicio a la Iglesia fue constante. Primero, impartiendo pláticas prematrimoniales, luego formando parte de Escuela de amor para siempre y en el Movimiento Familiar Cristiano Católico. “Aparentemente, estábamos bien”, dice Cecilia, y agrega Raúl, “pero veníamos arrastrando unos problemas”.

LOS HIJOS, UNA BENDICIÓN, Y TAMBIÉN LOS NIETOS
Llegaron los hijos, “fueron una bendición”, se apresura a decir Cecilia, “el primero, un hombre (Raúl), seguido por tres mujeres (Paola, Sarahí y Cecilia)”. “Y ahora los nietos, otra gran bendición”, no duda en
decir quien además de ser un esposo feliz, es presidente de una compañía internacional que lo ha llevado por cuestiones laborales a viajar a Japón y España. Hijos y nietos no los han detenido de formarse y crecer como esposos, y desde hace 7 años, a ser parte de Retrouvaille.
Consideran que encontraron ahí lo que necesitaban. “Convencidos del programa, fuimos escribiendo charlas con dolor y lágrimas, y aunque el proceso fue doloroso, fue sanador, nos ayudó a tener una mente más abierta y sensible, obteniendo así la madurez que deseábamos alcanzar”.

La responsabilidad de la coordinación la veían venir, porque Linda Álvarez y Francisco Padilla cumplían su ciclo al frente del programa que tiene su sede en la Parroquia de Altamira, en el Fraccionamiento con el mismo nombre, en Zapopan. La aceptaron con alegría, sabiendo la gran responsabilidad de fortalecerse como grupo de ayuda a muchos matrimonios que necesitan reconstruir su deteriorada relación. Cuatro son las fases del programa: Registro, Fin de Semana, Seguimiento y los CoRe (Continuando Retrouvaille).

VIDAS CIMENTADAS EN LA SANA DOCTRINA
Durante la entrevista y amena charla, los esposos Güitrón-Gómez no dejaron de lado su amabilidad y alegría, re ejo de unas vidas cimentadas en la formación humana y sana doctrina, acendradas por su relación con tres Sacerdotes, dos tíos y un hermano de Cecilia, así como por una prima consagrada a la vida religiosa. Mientras que Raúl, también fortalecido en su fe y servicio por muchos años en SANE, Servicio de Atención Nocturna Espiritual. Finalmente, agregaron que los días 9, 10 y 11 de septiembre realizarán el segundo Fin de Semana del presente año, donde esperan contar con la presencia de matrimonios que desean prepararse para resolver sus problemas específicos.

Cualquier información, a los teléfonos: 3328046812 y 3310415824.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.