upc4

PBRO. ADRIÁN RAMOS RUELAS

“Nada te turbe, nada te espante, todo se pasa; la paciencia todo lo alcanza. Quien a Dios tiene, nada le falta: sólo Dios basta” (Santa Teresa de Jesús).
Una de las formas de espiritualidad cristiana que ha dado muchos santos y ya tres doctores a la Iglesia es la espiritualidad carmelita.
Entendemos por espiritualidad carmelitana una forma de sentir y vivir el Evangelio desde determinadas
premisas que nacen de la experiencia de los “grandes profetas” de la familia del Carmelo Descalzo: Simón Stock, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, María Magdalena de Pazzi, Teresa del Niño Jesús, Edith Stein, Isabel de la Trinidad, Teresa de los Andes, como son: la experiencia de Dios que lleva a descubrir al Dios interior y a dar un sentido teologal a la vida; la experiencia cristológica, que lleva al Cristo histórico del Evangelio; la experiencia de la Iglesia, como pertenencia y preocupación por el bien de la misma.

CARACTERÍSTICAS
La experiencia de Dios y el deseo de Comunión con Él, como testimonio y respuesta a la dimensión religiosa del hombre.
La experiencia salvadora en Jesús de una humanidad profundamente necesitada de purificación y liberación.
La fraternidad de una comunidad como aporte característico a la aspiración social y
relacional del hombre de hoy, siempre en búsqueda de comunicación y amistad.
La visión teologal y cristológica del hombre. La contemplación del mundo desde Cristo crucificado y resucitado presente y operante en la historia, como actitud de esperanza creadora para los hombres comprometidos por un mundo mejor.
La vida de oración como experiencia de la trascendencia, del Dios revelado en Jesucristo.
El ascetismo como desprendimiento de lo superfluo y disponibilidad en favor de los seres humanos.
Promover en cada persona la capacidad de reflexionar -el espíritu crítico teresiano y que fomenta la convivencia social -el estilo de hermandad teresiana.

ACTUALIDAD
La espiritualidad teresiana se ha vuelto ya clásica en la enseñanza de la teología espiritual y en temáticas como la oración, la contemplación y la mística esponsal. Son abundantes las citas de las obras de los santos que dan contenido a ejercicios espirituales, retiros y charlas de vida espiritual.

Enseñanzas valiosas

  1. El trabajo de la vida interior.
    La espiritualidad carmelita o carmelitana nos da pistas para orar, para contemplar. La experiencia del encuentro con Dios es fundamental.
  2. El proceso de la vida espiritual se realiza
    por medio de la consolación (momentos de entusiasmo, de continuo fervor) y la desolación (la experiencia de la aridez espiritual, de la sequedad, de la tentación del desánimo).
  3. La devoción a María.
    Nuestra Señora del Carmen nos ayuda a contemplar al Verbo Encarnado y a orar junto con ella por la salvación de todos nuestros hermanos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.