upc4

Blanca María Félix Castro; portera titular de Chivas. “Nací en Angostura, Sinaloa el 25 de marzo de 1996. Tengo 25 años, soy una persona apasionada por el futbol y la portería que es mi posición”.

Monserrat Ayala Razo

A sus 25 años, lucha por continuar con el sueño que comenzó a los 10 años de edad, una niña que no sabía cómo, pero llegaría a jugar en un gran estadio portando la playera de su equipo favorito, las Chivas de Guadalajara.

El sueño comenzó desde muy joven, la pasión por el deporte era parte de ella, pero había uno que le llenaba en corazón, lo que comenzó como un juego y distracción de todo niño se convertiría en una pasión que la motivaría para llegar a ser de las primeras que integrarían de forma oficial  un equipo de futbol femenil. “Yo desde muy chica, de donde yo vengo es un pueblo, que no hay muchas oportunidades en general de nada…no hay mucho de actividades y todo esto. Yo vivía a un lado de la cancha de futbol y desde chiquita iba a jugar con mis vecinos, con mis amigos del pueblo, mis primos…entonces, desde que tengo uso de razón que iba a jugar con ellos me empezó a gustar más y cada vez más, hasta llegar al punto de sentir que era algo esencial en mi vida y que se volvió mi pasión”.

De chiquita no pensaba en “quiero ser futbolista profesional” realmente el futbol femenil “ni por aquí nos pasaba”, el hecho de que iba aquí en México a existir una liga profesional. Realmente yo lo que hacía era jugar y divertirme, esa era mi pasión, con lo que yo era feliz… estar jugando con mis primos, con vecinos, sin tener en mente eso de “voy a ser profesional” porque no había manera aquí en México.

A pesar de los comentarios de la gente al ser la única niña jugando con niños, y toparse con las típicas frases; “pareces niño”, “este no es juego de niñas”, esas críticas en lugar de disipar el sueño lo fortalecían. “¿Tú quieres jugar futbol? ¿Te hace feliz? Sí, ¿Quieres ser portera aunque salgas toda lastimada, y golpeada? Sí, Entonces hazlo, si esto te hace feliz nadie tiene que decirte qué hacer, ni dejar de hacer lo que quieres, el futbol es para todos” relata la arquera, a recordar lo afortunada que fue al escuchar esas palabras de su abuela que no la dejaron abandonar el sueño.

Acompañada de su abuela María Sánchez pilar importante en la vida de la arquera, cada juego transmitido por televisión lo veían y vivían como si estuvieran ahí. Cada segundo, añorando ser ella la que juega. “veía y me visualizaba, soñaba o pensaba… “ojalá yo pueda algún día jugar un partido en una cancha así, profesional con muchas personas, a ese nivel… yo lo pensaba, yo lo deseaba”.

Conforme pasaron los años ese sueño se disipaba al no existir un espacio donde el futbol femenil vislumbrara, simplemente era algo que vivía en su cabeza. “yo era la única niña que jugaba y estuve solamente como año y medio jugando los fines de semana nada más. Después se desintegró el equipo de futbol, la liga y ya no hicieron otro equipo de futbol en mi pueblo, se desapareció el futbol…

Ante la falta de espacios, comenzó a practicar karate, disciplina en la que representó a Sinaloa en la Olimpiada Nacional. Regresó a la práctica del futbol al ingresar a la carrera de Educación Física en la Universidad Autónoma de Sinaloa, en donde se incorporó a la selección universitaria femenil. Con este equipo, participó durante tres años en las olimpiadas estatales y regionales.

Con el anuncio de la creación de la Liga MX Femenil, a inicios del 2016 viajó a la ciudad de Guadalajara para realizar las visorias con el conjunto de Chivas. A pesar de no ser contemplada para la Copa de la Liga MX Femenil 2017 y peor aún ser registrada como tercera portera, Blanca lo tomo como un reto más, sabiendo que cuando llegara su oportunidad demostraría de lo que era capaz.

“fírmalo  y vive tu sueño”.

Lejos de la familia que la vio crecer, ahora comenzaría su carrera deportiva con quien será su nueva familia del balón pie.

A lo largo de este nuevo desafío y vivir la experiencia de la competencia sería su siguiente reto “Ese saboteador que tenemos en la cabeza, que me decía, que me fuera y menospreciaban mis capacidades, empecé a hacer comparaciones con mis otras compañeras pues yo era la tercer portera, pero gracias a la crianza de mi abuelita que me ayudó a formarme y ser resiliente, madura y luchona, aprendiendo adaptarme a las circunstancias del momento y con la meta en la mente.

Ante esta situación decidió marcarse un plazo para lograr ser seleccionada y de no cumplirse  ya tenía en mente otros planes. “si en dos años no tengo la oportunidad en el equipo,  busco otras opciones, pero siempre con la idea de irme, crecer, formarme y volver aquí a chivas. Gracias a Dios y mi trabajo y el apoyo de mi abuelita y familia y todo las cosas y me han dado bastante bien desde el primer torneo y desde ahí me quedé con la titularidad”.

Diferencia abismal

Lamentablemente como en todos las profesiones que han sido estereotipadas o que se le ha atribuido a solo un género la incursión de la mujer en esas actividades ha sido menospreciada o mal remunerada, y en este caso el Futbol no es la excepción pues por décadas se ha constituido solo al género masculino, siendo un deporte como muchos en los  que teniendo la misma práctica se pude desempeñar sin problema alguno. Gracias al esfuerzo de sinnúmero futbolistas de equipos femeniles se  ha logrado poner el mapa que este gran espectáculo del balompié y demostrar que puede ser igual de atractivo que el varonil.

La guardameta rogiblanca reconoció que gracias a ese esfuerzo en estos 4 años de la recién creación de la Liga Femenil  se han dado pasos gigantes. “Gracias a este esfuerzo que hemos hecho mis compañeras de todos los equipos femeniles que hay aquí en México ha rebasado ligas que tienen años en otros países, nosotros apenas tenemos cuatro años y medio muy poco, pero hemos logrado cosas muy grandes que han sorprendido muchos incluso nosotras”

Desgraciadamente los salarios de las jugadoras es más del 50 por ciento menor al de los varones, sin contar que es tres veces más difícil conseguir patrocinios para los equipos femeniles y por ende los ingresos son menores lo que concluye en un salario menor y es ahí donde las jugadoras ven la desventaja pese a entregar el corazón y su pasión en la cancha.  “Si hay una diferencia muy abismal en los salarios de nosotras con un jugador de fútbol varonil y al principio no nos importaba pues apenas estábamos como haciendo todo este proyecto. Somos conscientes de que apenas estamos iniciando, pero si hacemos un buen trabajo y seguimos demostrando que el fútbol femenil si reditúa, si  inspira y que es algo que puede a futuro llegar a generar, quizás, no lo que hacen los hombres no es una competencia, quizá así se logre, pero que podamos tener esa misma magnitud, que tenemos un sueldo bastante bueno o competitivo, que sea un sueldo redituable.

Blanca Felix, confía en el trabajo que se ha realizado hasta el momento y que pronto comenzará a dar los frutos que esperan sobre todo que se posicione en un punto de las niñas tengan que batallar menos para poder cumplir sus sueños. Que al igual que ella confiaron en su talento para llegan hasta donde sus alas puedan extenderse y su amor al balón sea recompensado. “Confío plenamente en que vamos creciendo, vamos mejorando y va a llegar el momento, pero para eso también tenemos que trabajar y demostrar y luchar en la cancha, en la preparación como hasta ahora lo estamos haciendo y tú lo ves y de verdad de fútbol femenil es verdadera pasión amor por el juego amor por el balón. Nosotras, tenemos otra magia, otra pasión en el fútbol, se ve y se vive diferente el fútbol femenil…nosotras si de verdad estamos por amor al arte, porque nos gusta el deporte, nos gusta el fútbol” reitero la guardameta.

Los retos son muchos y las cosas por homologar también pero que no quede duda que las jugadoras de futbol femenil están haciendo lo que les corresponde dentro y fuera de la cancha para que existan mayores oportunidades para el futbol femenil, des de la igualdad salarial hasta que todos los equipos femeniles tengan, ahorita ya existe un torneo en sub 17 femenil y aspiran a que se abran más categorías donde las aspirantes puedan practicarlo desde jóvenes de una forma profesional.

 “Sueñen porque ya es una realidad (Futbol femenil) Sueñen ya es una realidad y llegó para quedarse.  Si a mí, que a mis 10 años de edad ni siquiera sabía que existía una selección mexicana femenil, no teníamos este conocimiento de qué pudiera existir o existía y sin pensar que esto podría llegar a ser una realidad,  yo no pude ver a mujeres jugando fútbol como para decir que quiero  jugar como ella,  porque no tuvimos esta oportunidad de ver a alguien más como ahorita que estamos formando esos pilares de la liga,  yo les diría que sueñen porque el sueño está ahí por cumplirse y para cumplir nuestros sueños obviamente hay que trabajar, pero sobretodo soñar y disfrutar del camino porque ya existe y se puede lograr”.

Las primeras apariciones del fútbol femenil en México

En los setenta, el equipo adquirió mucha popularidad ya que México finalizó en el tercer lugar en el Copa Mundial Femenina de Fútbol de 1970, un torneo no oficial, celebrado en RomaItalia. En 1971, el equipo fue sede de la segunda edición de la Copa Mundial Femenina de Fútbol, ganando 3 a 1 a Argentina; Por tal motivo se accedió a la final que se jugó el 5 de septiembre en el Estadio Azteca, en donde el equipo femenil perdió frente a Dinamarca 3-0. Un estimado de 110 mil personas asistieron a ese partido.​

Después del fenómeno que implicó ese Campeonato, se creó la polémica acerca de estructurar un sistema de fútbol para mujeres, sin embargo la presión social y cultural, impidió este hecho dado a la implicación de que el fútbol no era para mujeres.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.