upc4

Dios no quiere que se pierda uno solo de los pequeños.
Del santo Evangelio según san Mateo 18, 12-14

Jesús mismo es el Pastor que va en
busca de la oveja perdida. Por eso dice no haber venido
por los justos, sino por los pecadores, a quienes trata con
gran naturalidad, no obstante las críticas de quienes se
sienten custodios exclusivos de las sagradas tradiciones.
En esta parábola se revela el rostro misericordioso del
Padre. Él jamás se resignará a dar por perdido a ninguno
de sus hijos, mucho menos a los más «pequeños». Él
siempre estará dispuesto a ir en su búsqueda de mil
maneras. De este rostro Jesús será, por cierto, la más
fiel imagen.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.