upc4

Den limosna, y todo lo de ustedes quedará limpio.

“Frente a la refinada hipocresía de quien lo había invitado a comer, Jesús expresa, de otra manera, lo que ya antes había hecho notar: «no mancha al hombre lo que entra por la boca, sino lo que sale del corazón» (Cfr. Mt 15, 18; Mc 7, 14).

Por tanto, es el corazón, esto es, el núcleo más íntimo de la persona –las actitudes e intenciones– lo que hay que convertir y purificar en primer lugar.

De un corazón renovado brotarán luego las buenas acciones, de la que la «limosna» es aquí un simple y muy apreciado ejemplo.”

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.