upc4

Joven, yo te lo mando: Levántate.

En esta escena San

Lucas resalta la excepcional humanidad del corazón de

Cristo que se compadece del dolor de una pobre viuda, a

punto de enterrar a su hijo único. Al igual que los relatos

de las resurrecciones de Lázaro y de la hija de Jairo, este milagro es un signo que

de alguna manera anticipa su propia Resurrección.

Un gesto que recuerda la acción del profeta Elías con

la viuda de Sarepta. Una gozosa y

elocuente señal mesiánica del Reino de Dios, inaugurado

en la persona de Jesús.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.