upc4

¿Qué quieres que haga por ti? – Señor, que vea.

San Lucas sitúa la curación de este ciego a

la entrada de Jericó. El Mesías, el «Hijo de David» –que está a

punto de entrar en Jerusalén– no duda en atender a quien pide

limosna al borde del camino. Este afortunado encuentro con

Jesús le hace “estrenar ojos” para ver la vida, el mundo, las

personas y las cosas «desde Dios». A partir de entonces, una

nueva luz dará sentido a su existencia. En este privilegiado

contexto, «fe» y «seguimiento» serán dos actitudes inseparables

y complementarias en quien nunca ha de cansarse de invocar:

«¡Señor, que vea!».

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.