upc4

¿Por qué no pusiste mi dinero en el banco?

La parábola de las «onzas de oro» –aquí

traducidas como “monedas de mucho valor”– corresponde a

la de los «talentos» (Mt 25, 14-30), sólo que aquí San Lucas

la retoma con gran libertad. Lo que Jesús nos enseña es que

nuestra seguridad no está tanto en el “conservar”, cuanto en el

“arriesgar” y en el “multiplicar”. Quien se contente con custodiar

intacto el propio patrimonio espiritual acabará por perderlo, de

cara a un Señor, lo mismo extremadamente misericordioso que

exigente.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.