upc4

El otro discípulo corrió más aprisa que Pedro y llegó primero
al sepulcro.
Del santo Evangelio según san Juan 20, 2-8

A Juan –hijo de Zebedeo, hermano de Santiago y un tiempo también discípulo del Bautista– le
debemos la revelación más íntima del «misterio» de Dios en
Cristo. Al centro de su «testimonio»: está la manifestación
del Dios-Amor, encarnado en la persona de Jesús, el Hijo eterno del Padre. Este «discípulo a quien Jesús amaba» (Jn 13, 23), se convierte, así, en el prototipo del apóstol y del
discípulo ideal. A partir de un contacto personal con su
Maestro, él tuvo la experiencia gozosa de toda auténtica existencia cristiana, necesariamente fincada sobre «lo oído, visto y tocado acerca del Verbo de la vida» (1 Jn 1, 3).

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.