upc4

                                                            Ing. Oscar E. Trujillo Ventura

                                                             Divulgador científico

La teoría de la evolución –postulada por Darwin en su libro El Origen de las Especies—es la principal teoría en la que está fundamentada la biología moderna. Se basa en 2 premisas básicas: la primera es que todos los seres vivos provenimos de un ancestro común muy simple; la segunda dice que las especies han evolucionado paulatinamente sufriendo pequeños cambios (mutaciones) que luego han sido discriminados por la selección natural.

En la actualidad, los llamados nuevos darwinianos, han incorporado la genética (ADN) a esta teoría. Richard Dawkins, uno de sus principales exponentes, y uno de los llamados nuevos ateos, dice lo siguiente en su famoso libro El Gen Egoísta:

Somos máquinas creadas para la supervivencia y sobre todo evitar la extinción, los genes son unidades principales de evolución, los seres vivos son máquinas de transmisión, …,esto explica como la teoría de Darwin acerca de la evolución nos transforma en especies egoístas cuando la mayor preocupación es perdurar genéticamente a lo largo del tiempo”.

Sin embargo, como toda teoría científica, también tiene sus limitaciones. Una de ellas es la llamada explosión Cámbrica. El período Cámbrico (hace unos 450 millones de años) pertenece a la era paleozoica, y durante la parte final de este período se observó la aparición de muchas especies sin que existieran fósiles ancestros en los estratos previos, lo cual contradecía la teoría darwiniana. Darwin aceptó esta evidencia y no pudo dar una explicación satisfactoria.

La otra limitación –aún más fundamental— es que la teoría de la evolución no explica el origen de la vida; cómo se pasó de materia inanimadas a materia “viva”.

Los nuevos darwinianos dicen que las mutaciones aleatorias del ADN junto con la selección natural han dado origen a organismos cada vez más complejos e inteligentes como el hombre, pero no explican cómo se originó el ADN a partir de moléculas más simples.

Algunos científicos y matemáticos han calculado la probabilidad de que una molécula tan compleja como el ADN humano se haya generado solo por azar y han concluido que es prácticamente imposible.

Todo esto ha dado lugar a que cada vez más científicos y filósofos acepten la hipótesis del diseño inteligente. En su libro Regreso a la hipótesis de Dios el Dr. Stephen C. Meyer habla de cómo la ciencia –y en particular 3 descubrimientos científicos— han reivindicado la idea de que todo lo que vemos en el universo es el resultado de una mente maestra. Los descubrimientos científicos antes referidos son: el Big Bang (del cual hablé en mi artículo La Biblia el Big Bang), el ajuste fino del universo (del cual hablé en mi artículo 137: el número divino) y finalmente la ínfima probabilidad de que el azar haya dado origen a qué moléculas muy simples se hayan convertido en los genes tan complejos que observamos en los seres vivos actuales.

Cómo concluye el Dr. Meyer en el libro referenciado: “La mejor explicación, la más adecuada desde el punto de vista causal, para la aparición de la información funcional y específica necesaria para desarrollar nuevas formas de vida radicales, es el diseño inteligente”.

El papa Francisco afirmó en un discurso a la Asamblea Plenaria de la Pontificia Academia de las Ciencias: “Dios creo a los seres vivos y los ha dejado desarrollarse según las leyes internas que dio a cada uno, para que alcancen su propio desarrollo”, en otras palabras, Dios ha guiado inteligentemente la evolución.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.