upc4

Las ESPERE (Escuelas de Perdón y Reconciliación)

María Margarita Manrique Dueñas

La violencia se ha vuelto lo común en nuestro medio: delincuencia organizada, delincuencia común, violencia intrafamiliar, escolar, laboral, etc. Todos hemos sufrido alguna de estas agresiones. ¿Qué debemos hacer?
El Pbro. Leonel Narváez, sacerdote católico, misionero de la Consolata está convencido que los conflictos no podrán ser superados jamás si antes no se extinguen los focos de odio, rencor y deseos de venganza que cada uno lleva en el corazón. Así que, comienza a pensar en un método para enseñar perdón y reconciliación, como respuesta concreta al problema de la violencia en el mundo.
Es así que en el año 2002 se forma ESPERE, método que funde lo esencial del mensaje cristiano con las contribuciones más avanzadas de las ciencias sociales (La revolución del perdón, Leonel Narvaéz, Alessandro Armato, Ed. San Pablo).

ESPERE (Escuelas de Perdón y Reconciliación) ofrece un método desarrollado tras años de experiencia y estudios en universidades como Cambridge y Harvard, esta última, con la colaboración de profesionales en antropología, psicología y sociología, entre otros. Han recibido distinciones como el Premio UNESCO de la Educación para la Paz, en el 2006.
En la actualidad, este método se ha aplicado de manera exitosa en 20 países en diferentes contextos.

¿QUÉ SON LAS ESPERE?
Es un taller vivencial, práctico, en el que, guiados por un facilitador, en un ambiente seguro y de confidencialidad, el grupo trabaja desde sus vivencias personales de violencia, en una serie de actividades que fortalecen la reflexión y el aprendizaje.
Este proceso se abre al perdón como una forma, no de olvidar, pero sí de superar el resentimiento y el odio. Lleva también, a meditar lo que la persona ha hecho a otros, haciendo caer en cuenta que, en algún momento, también ha sido ofensor.
Esto promueve la empatía y la compasión con el otro, no para justificarlo, pero al comprender las circunstancias que vivió la persona que ha causado una ofensa, se puede reconocer como una víctima, lo que permite liberar el resentimiento.
No siempre es posible una reconciliación, pero una vez habiendo sanado las heridas, al menos razonablemente, se da el ambiente propicio para una posible reconciliación.
Además de sanar heridas, quienes participan en el taller estarán contribuyendo a la creación de una cultura de paz para ellos, los suyos y la sociedad.
Ésta es la propuesta de ESPERE para la construcción de un mundo más humano.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.