upc4

266 es el número de Papas que han estado al frente de la Iglesia Católica como vicarios de Cristo en la tierra. El más reciente es el Papa Francisco, que está a punto de cumplir 9 años de pontificado.

Simplicio fue el Papa número 47 de la Iglesia Católica -sucesor del Papa Hilario-, quien condujo al Pueblo de Dios entre los años 468 y 483. Durante su pontificado se produjo la caída y fin del imperio romano de Occidente, cuando el emperador Rómulo Augústulo fue depuesto por el rey de la tribu germánica de los hérulos, Odoacro.

En ese contexto, Simplicio fue un férreo defensor de la autoridad de la Santa Sede y la independencia de la Iglesia Católica respecto del poder político, sobre todo porque los gobernantes bizantinos tenían la pretensión de unificar el fuero político con el religioso. Al mismo tiempo, enfrentó los problemas doctrinales causados por la herejía monofisita del siglo V, que postulaba que Jesucristo poseía una única naturaleza -la divina-.

Al respecto, en el año 476, el Papa San Simplicio tuvo que hacer frente a una difícil situación. Cuando el usurpador Flavio Basilisco se apoderó del trono del emperador romano de Oriente, Zenón, publicó un edicto religioso que rechazaba el Concilio de Calcedonia (451) –el cual condenaba precisamente la herejía del monofisismo-. En ese momento, el Papa Simplicio hizo todos los esfuerzos para mantener la verdadera doctrina y las definiciones de este último concilio, al tiempo que rechazaba la intromisión del poder temporal en los asuntos de la Iglesia.

Lejos de permanecer impávido ante la crisis, San Simplicio mantuvo comunicación epistolar con Acacio, Obispo de Constantinopla, y con el mismo Flavio Basilisco, exhortándolos a mantenerse fieles a la enseñanza heredada de los Apóstoles.

“Esta misma norma de doctrina apostólica se mantiene firmemente por sus sucesores -los de Pedro-, a quien el Señor confió el cuidado de todo el rebaño de ovejas, a quien prometió no dejarle hasta el fin de los tiempos”, escribió el Papa el 10 enero del año 476.

Este Santo Pontífice también ejerció un cuidado pastoral constante en la Europa Occidental de su tiempo, aclarando cuestiones doctrinales y nombrando obispos celosos por la unidad de la Iglesia. Entre sus célebres decisiones está haber nombrado al Obispo de Sevilla como Vicario Papal en España, para salvaguardar los intereses de la Iglesia en medio de la debacle del Imperio.

Finalmente, no hay que olvidar que San Simplicio fue una gran testimonio de que, para enfrentar grandes retos y dificultades, la fuerza solo puede venir de la oración constante, el espíritu austero y la disposición espiritual para sobrellevar las mortificaciones. Falleció el 2 de marzo del año 483.

¿Qué podemos aprender de él?

  1. Su sabiduría para discernir lo más conveniente para la Iglesia ante situaciones difíciles.
  2. Su cordura y don de gentes para entablar diálogo con las autoridades civiles y religiosas para salvaguardar la doctrina verdadera de la Iglesia.
  3. Su espíritu de piedad y fortaleza.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.