upc4

San Cipriano de Cartago

PBRO. ADRIÁN RAMOS RUELAS

El Papa Benedicto XVI nos dejó valiosas enseñanzas sobre los Padres de la Iglesia, pilares de la fe y
doctrina de los primeros siglos de vida cristiana.
Uno de ellos es san Cipriano de Cartago.
San Cipriano, también conocido como Cipriano de Cartago, es uno de los santos más conocidos del santoral. San Cipriano fue clérigo y escritor romano, Obispo de Cartago y santo mártir de la Iglesia. Este santo es venerado tanto en la Iglesia Católica como en la Iglesia Católica Ortodoxa. Además, san
Cipriano es un autor muy importante del comienzo del cristianismo.
Al ser Obispo de Cartago, la imagen de san Cipriano se asocia a los atributos propios de un Obispo y a la palma de martirio. Es patrón de Argelia.
Tascio Cecilio Cipriano nació a principios del siglo III, en el Norte de África, probablemente en Cartago, donde recibió una educación pagana. Por eso, era púnico o bereber, pero tras convertirse al cristianismo fue Obispo y murió martirizado en Cartago.
De origen rico y distinguido, donó parte de su riqueza a los pobres de Cartago. Antes de su Bautismo, fue
profesor de retórica y en los primeros años de su conversión escribió una epístola y varios libros.

Poco después de su Bautismo fue ordenado diácono, y más tarde Presbítero. Sin embargo, su nombramiento como Obispo, en el año 248, fue polémico, ya que algunos Presbíteros se oponían
por su riqueza. Huyó de Cartago debido a la persecución de Decio en el año 251, y fue desaprobado
desde Roma. Incluso se produjeron algunas controversias con los lapsis. La opinión de la Iglesia
estaba dividida sobre la decisión que había que tomar con aquellos que habían abandonado la fe y también con los que habían sido bautizados por herejes. Cipriano estaba a favor de la clemencia de
los primeros, pero su decisión de rechazar de la comunidad cristiana a los segundos fue inflexible.

Durante una nueva oleada de persecuciones, realizadas por Valerio (253-260), Cipriano fue juzgado y
decapitado.
De él se conservan algunas de sus obras y 65 cartas. Su festividad se celebra el 16 de septiembre.

¿Qué podemos aprender de él?

1-. Su generosidad. Al verse agraciado con riquezas materiales, fue espléndido al donar parte de su riqueza a los pobres de Cartago.

2-. Su gran sabiduría y discernimiento ante cuestiones difíciles suscitadas al interno de la Iglesia.

3-. Su importante obra como pastor que le valió el título de Padre de la Iglesia.

San Cipriano de Cartago

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.