upc4

Ser Mujer en Guadalajara 2024, según los datos de Jalisco Cómo Vamos.

FABIOLA GARIBALDI CORTEZ
Y ESTER SOTO GONZÁLEZ

LOS CUIDADOS Y EL HOGAR, LA RESPONSABILIDAD “EXCLUSIVA”

  • La labor de cuidados y el hogar tienen un papel decisivo en la vida de nosotras las mujeres, y en nuestro acceso a oportunidades. En el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG)*, en más de 60% de los hogares somos mujeres quienes llevamos a cabo tareas como hacer de comer, el aseo y cuidar a los hijos, así como a enfermos y/o adultos mayores (JCV). Un estudio del INEGI muestra que el tener la “exclusiva” responsabilidad de cuidar y de atender el hogar, genera efectos en la salud como cansancio, menor tiempo de sueño e irritabilidad, además de limitar la posibilidad de encontrar un trabajo remunerado que satisfaga nuestras necesidades económicas y profesionales; de este modo, el tiempo para trabajar y para desarrollarnos, depende de contar con servicios de cuidado infantil, y asimismo de que las tareas domésticas y de atención a los familiares sean compartidas.

LA BRECHA SALARIAL Y LOS EMPLEOS DE LAS MUJERES

  • Por tanto, son más hombres (7 de cada 10) quienes tienen un empleo remunerado, contra 4 de cada 10 mujeres; estos datos evidencian una brecha en la participación laboral en el AMG. Son mujeres, también, las menos satisfechas con su situación económica, y entre 2018 y 2022, es mayor el porcentaje de mujeres que de hombres, en nuestra ciudad, que reportaron que su situación social era más baja que la de sus padres (o sea, nula movilidad social).
    A escala estatal, la brecha de ingresos entre géneros en Jalisco, en 2022, es de $12,662 pesos, sin importar que mujeres y hombres tengan el mismo nivel de escolaridad. Uno de los factores determinantes de esta brecha es que las mujeres tengan hijos: a más hijos, la brecha salarial aumenta (INEGI).

LOS ROLES QUE NOS LIMITAN

  • A pesar de la aparente época de cambios en que vivimos, la sociedad se sigue resistiendo a modificar los “roles de género” que condicionan las oportunidades de desarrollo personal y profesional de las mujeres. Sin cuidados y labores domésticas “compartidas”, no será posible que las mujeres accedan a un trabajo remunerado, estabilidad económica y movilidad social. La reflexión social se debe encaminar hacia los “porqué” de la resistencia a modificar los roles que limitan derechos, oportunidades, y no nos permiten avanzar hacia una sociedad más igualitaria y justa.

LA SEGURIDAD Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO

  • La sensación de seguridad y la violencia de género que vivimos día a día las mujeres afecta de manera sustancial nuestra calidad de vida; 6 de cada 10 mujeres compartimos el sentimiento de inseguridad en el AMG.
  • Está problemática se manifiesta de diversas maneras, siendo el feminicidio la más extrema. Lamentablemente, en 2022, de acuerdo con los reportes oficiales, 35 mujeres fueron víctimas en Jalisco. Además, otras formas de violencia, muestran un aumento preocupante en el estado: abuso sexual, 28% entre 2020 y 2022, y acoso sexual, 11% entre 2020 y 2022.
    Estas cifras subrayan la urgencia de abordar de manera prioritaria esta problemática persistente y en constante crecimiento.
  • Nuestra percepción de seguridad se ve afectada por las distintas experiencias de violencia que experimentamos en el espacio público; las mujeres que afirmaron haber sido agredidas en la calle se sienten menos seguras que los hombres en el AMG.
  • Aunque esperaríamos que la impartición de justicia demostrara avances, la realidad parece distinta. En el caso específico de las mujeres víctimas de violación apenas hubo un avance entre 2021 y 2022, pasando de 21 a 30 delitos que fueron vinculados a proceso, situación, la impunidad, que nos deja más vulnerables y reduce nuestra esperanza de no sufrir violencia de género en el futuro.

VULNERABLES EN LA PROPIA CASA

  • La vulnerabilidad no se limita al espacio público, también la experimentamos en el ámbito privado, el hogar, el cual debería ser un lugar seguro para todas, no lo es para todas las mujeres en México: las que han sido agredidas afirman que la agresión se da principalmente en su casa o en la de un familiar.
  • La violencia de género afecta nuestra vida como mujeres de distintas maneras, pues la sufrimos no sólo de la manera más extrema, como el feminicidio o violencia física, sino también psicológica, sexual económica y patrimonial en nuestros entornos privados; además de los espacios en donde nos desarrollamos profesionalmente, lo que se refleja en que tenemos menos oportunidades para ascender o ser reconocidas; en muchos casos enfrentamos el mansplaining, término que denota que es cuestionada nuestra capacidad simplemente por ser mujeres.
  • Las mujeres sufrimos violencia de género en distintos entornos y contextos (públicos y/o privados) y con los datos que se muestran en la publicación “Ser Mujer” queremos hacer un acercamiento al contexto.

Es crucial reconocer y comprender estas realidades para trabajar en la erradicación de la violencia de género y construir un futuro más seguro y equitativo para todas, y así para la sociedad entera.
*Nota: La información sobre el Área Metropolitana de Guadalajara es de la Encuesta de Percepción Ciudadana sobre Calidad de Vida 2022 de Jalisco Cómo Vamos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.